Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Usted (y su información) pueden ser el próximo producto de su operador de internet

Usted (y su información) pueden ser el próximo producto de su operador de internet
Samir Estefan

Hay alguien que sabe todo lo que usted hace en internet.  No, no es Google (aunque este sabe mucho más de usted de lo que usted cree – el lunes les mostraré). Es su proveedor de acceso a internet. Fijo o móvil (en varios casos es el mismo). 

Es el Comcast, el AT&T, el Claro, el Movistar a quien usted le paga para poder conectarse en su casa, oficina y/o smartphone a internet. Tienen el negocio más importante del mundo en este momento. Son los dueños del activo más valioso de nuestra : el acceso a la información. Y pronto podrían comenzar a cobrarle por su privacidad. 

Pienso en esto: todo el tráfico que usted genera, todos los sitios que usted visita, todas las Apps y servicios por los que transmite información – por muy encriptada que sea – pasan por los servidores, routers y redes de estas compañías. 

Se ha puesto a pensar que pasaría si su proveedor de internet comenzará a vender su información, sus gustos y preferencias, su historial de navegación, su perfil a un tercero? Qué encontrarían? Cómo lo perfilarían? 

Cuanto estaría usted dispuesto a pagar para que su proveedor de internet no vendiera esa información? Si no lo ha pensado, comience a hacerlo pues ese puede ser el próximo producto de los operadores fijos y móviles: su información. 

Usted puede ser el próximo producto de los operadores fijos y móviles de internet

Muy loco? Pues para algunos operadores no sólo es interesante sino “natural” y en Estados Unidos se está dando un debate que podría generar la masificación de este tipo de productos. A comienzos de la semana Comcast, el peor de los peores proveedores de acceso a internet del planeta (Si! es mucho peor que el que usted tenga en este momento), argumentó ante la FCC por medio de una solicitud formal que cobrarle a los clientes una “prima” para no vender su inversión a terceros debería ser una práctica natural de la prestación del servicio a Internet. Y no son los primeros. Si usted es cliente del servicio de GigaPower de AT&T en Estados Unidos posiblemente ya está pagando por ello (o si tiene un precio menor, ha autorizado AT&T para que venda su información específica a cambio del descuento). 

En América Latina esta discusión ni siquiera ha comenzado y no son claras las limitaciones que las leyes imponen a los operadores de internet sobre qué hacer con la información individualizada de sus clientes. Lo que sí es claro es que en la medida en que navegamos más, nos conectamos más y generamos más huella digital este tipo de discusiones deben subir de perfil y de nivel y tomar la importancia y relevancia que merecen.