Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Soulcalibur VI: Un Juego Épico!

Soulcalibur VI: Un Juego Épico!
administrador

Dicen que la regla infalible de todo juego para que sea exitoso es que sea “fácil de entender, pero difícil de dominar”. Si eso es verdad entonces Soulcalibur VI pasa la prueba de manera sobresaliente.

 

Como una de las últimas entradas en los juegos de pelea en 3D, Soulcalibur VI se presenta después de 6 años con unas gráficas impresionantes, una nueva historia y nuevo desarrollo de personajes, sin dejar de lado de escenas de pelea llenas de color y acción.

Pero vamos por partes, primero la historia. Soulcalibir lleva dando vueltas por el mundo de los juegos desde 1999, en su momento fue revolucionario porque no sólo se trataba de un juego de pelas y ya; sino que expandía las escenas de combate a través de una historia bien contada en la que un arma, en este caso una espada con alma, se oponía a las fuerzas del mal entregando grandes poderes a quien la usaba, pero con giros siniestros si se abusaba. Definitivamente no es el típico juego de combate.

 

A lo largo de los años Soulcalibur evolucionó llegando incluso a integrar a Yoda (exclusivo para Xbox 360) y a l mismísimo Darth Vader, (exclusivo para Playstation 3), en Soulcalibur IV y al propio Ezio Auditore da Fierenze de Assasin´s Creed en Soulcalibur V.

Para la sexta entrega de la franquicia, la gente de Bandai Namco no se fue con medias tintas. Volvieron a las raíces del juego en términos de historia, mostrando un conflicto entre el bien y el mal, en donde las líneas no son necesariamente tan claras, pero además integraron un nuevo motor de juego que no sólo hace que se integren varios estilos gráficos; sino que además permite distintas formas de juego logrando una experiencia 360 en todo el sentido de la palabra, pues  los ataques no son solo de frente o de lado; sino que puede ser verticales, a distintas velocidades y con ángulos imposibles en anteriores entregas.

Las peleas son rápidas y llenas de acción.

Como el personaje evoluciona a través de las distintas misiones; ninguna pelea es igual a la anterior y combos que no eran tan efectivos en un principio se vuelven espectaculares más adelante, tanto en términos de daño infligido; como en los correspondientes efectos visuales, además Solucalibur VI llega con una nueva función llamada “Reversal Edge” que permite que nuestro personaje absorba energía de los golpes del enemigo para devolverla en forma de combos con toda la genialidad del caso.

Hay muchas opciones de creación de personajes.

En términos atención al detalle Soulcalibur VI es asombroso. Hay diferentes rutas para escoger en un mundo plegado de peligros, la creación del personaje principal tiene muchísimas opciones que además cambian con el tiempo, las alternativas en diálogos y decisiones  son amplias y además nos invita a  no olvidar que al final del día nuestros personajes son humano y deben hacer cosas tan básicas como comer.

 

En términos de jugabilidad ¿qué podemos decir?. Este juego es pura, simple y asombrosa diversión. De seguro habrá persona que no se enganchen tanto con la historia, eso es entendible, pero con las jugadas, los combos y la banda sonora no hay pierde. Habrá quienes no sean fanáticos de la fantasía, pero en el apartado gráfico, de desarrollo de personajes y el manejo de los efectos visuales es un referente del género.

No es sólo un escenario de combate, es un mundo por recorrer.

 

Además como no deja de ser un juego de pelea la manera como fue  creado permite que ya sea quedándose toda noche o jugándolo tan sólo unos minutos el juego cumpla en términos de entrega de diversión pura.  Bravo por eso.

 

Por su historia, por su motor gráfico, por sus efectos visuales y espectaculares combos, pero por sobre todo por ser divertido a más no poder, Soulcalibur VI debería estar en la lista de regalos de este año.

Ah una última cosa, como no podía dejar atrás a los invitados especiales, en este caso tenemos a Geralt de “The Witcher” protagonizando algunas de las peleas más intensas.

Hablemos en Twitter.

 

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres