fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Tecnología, arte, ciudadanía digital: Branger_Briz, un coctel maravilloso hecho en Miami (y Chicago)

Tecnología, arte, ciudadanía digital: Branger_Briz, un coctel maravilloso hecho en Miami (y Chicago)
Catalina Valenzuela

Cuando se mezclan tecnología, arte y ciudadanía digital, uno puede tener un coctel lleno de sensaciones multisensoriales. Y eso es el arte que crean en Branger_Briz, una sociedad de dos creativos, dos ingenieros, dos artistas que tienen una agencia digital. No que va! Branger_Briz es un taller de artistas que logran con sus conocimientos profundos de la tecnología y sus efectos visuales y su impacto sociológico promover una ciudadanía digital más responsable. Y en efecto, ellos se definen como artistas, programadores y educadores. Y lo son.

La invitación con las obras de arte que desarrollan estos dos socios y su equipo es a una reflexión inmediata y profunda sobre lo que hacemos y no hacemos, lo que deberíamos hacer y lo que no cuando usamos la tecnología. 

A charge for privacy fue presentada en Arte Basel en Miami en 2011. Es una obra de arte que carga celulares. Para la mayoría de los usuarios no es un obra de arte: es una estación de carga de celulares gratis. 

Miren el video y sigamos la conversación:

A Charge For Privacy from Branger_Briz on Vimeo.

¿Se dieron cuenta de lo que intercambiaron? Corriente para su teléfono por la proyección de sus fotos (distorsionadas) . Todos tratamos, intentamos cuidar nuestros datos y seguimos los consejos de TECHcetera. Pero la mayoría, no leemos la letra menuda en ese intercambio de servicio como por ejemplo: cargas el celular gratis y me das algo a cambio

Hmmm, no tan rápido. “Lo barato sale caro” dicen por ahi. En esta economía digital, del siglo 21: lo gratis viene con un intercambio “costoso” . Cualquier estudiante de economía sabe que en el mundo capitalista no hay nada gratis. En efecto, cuando nos dan un servicio “gratis estamos intercambiando algo” . Y ese algo en la mayoría de los casos son nuestros datos, nuestra información,  Nuestros datos tienen un valor grandísimo para muchos. Solo hay que ver los resultados financieros de Google o de Facebook. Ambos servicios gratis, pero caros. 

Pero al no leer, le cedemos una porción de nuestra información a alguien. Y eso es precisamente, lo que hicieron los miles de asistentes a Art Basel Miami en 2011: Le dieron derechos del contenido de su teléfono a Branger_Britz que creó una obra de arte maravillosa,  y tal y como me hicieron caer en cuenta (una vez más pero esta vez con arte) Paul y Ramon: la gran lección es que no hay nada gratis en la economía digital.

PD: Voy a volver a escribir sobre algunos de los otros proyectos de estos dos geeks. No se los pierdan.