fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Está seguro que quiere usar ese email en su hoja de vida?

Está seguro que quiere usar ese email en su hoja de vida?
Samir Estefan

¿Se ha puesto a pensar qué imagen proyecta su huella digital y cómo pueden impactar decisiones tan efímeras como su dirección de correo electrónico o su handle de redes sociales – decisiones que seguro tomó en otro momento de su vida – en su futuro? 

A esa realidad se enfrentan, cada vez más, ese grupo de nativos digitales que salen a buscar trabajo en un mundo en el que el 80% de los encargados de evaluar candidatos para empresas asegura que como parte de proceso de análisis de hojas de vida realiza búsquedas en línea para entender la imagen que estos proyectan en línea. 

Piense en cosas tan sencillas como la dirección electrónico. Piense en cuantos jóvenes escogieron una dirección de correo que en su momento – 11, 13 o 15 años – pareció divertida  (algo del estilo de [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com, [email protected]**.com o [email protected]**.com) y que hoy aún utilizan como medio de contacto.  

Piense en la imagen que estas direcciones, que incluyen en su Hojas de Vida, proyecta a posibles empleadores. Contrataría usted a SexyLeidy69 o PreseaMamiPresea para que represente a su compañía enfrente de clientes y proveedores?  Confiaría usted la tesorería o contabilidad de su empresa ElChavodel8? Varios estudios realizados por consultoras de recursos humanos coinciden en decir, radicalmente, NO!!

Hace unos años Eric Schmidt – el entonces CEO de Google – dijo que los jóvenes se verían obligados, incluso, a cambiar de nombre cuando crecieran para escapar a su “ciber-pasado”. Este caso no es tan extremo pero sí merece un poco de “cabeza”. Separar su vida personal y su vida laboral en línea es cada vez más difícil. Pero tener correos correos electrónicos diferentes, pensados en casos de uso diferentes, es un paso sencillo que puede garantizar – por lo menos – que su CV no sea botado a la caneca sin siquiera ser analizado.

De ahí para allá es cuestión de administrar correctamente su huella digital y eso es un poco más complejo.