Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Si este proyecto de Google funciona no necesitaremos más botones físicos

Samir Estefan
  • El 7 junio, 2015
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Puede usted imaginarse un mundo en que el todo pueda operarse por medio de gestos? En el que los botones físicos den paso a botones virtuales y en el que con solo mover sus manos, dedos o hasta los ojos usted tenga control de los dispositivos que lo rodean? 

Piense en lo que podríamos crear a nivel de wearables y en la interactividad que podríamos incluir en dispositivos del día a día, cada vez más pequeños y cada vez más conscientes de su entorno.

Esa es la promesa de Project Soli: uno de los proyectos en los que está trabajando el equipo de Tecnologías y Proyectos Avanzados de Google – conocido como Google ATAP – y uno de los proyectos que más me cautivó de todos aquellos que mostró el equipo en el pasado Google I/O. 

ATAP es una de las 2 divisiones de Google encargadas de los “proyectos locos” de la compañías. Su moto es “we make epic shit” y su misión es construir el futuro. 

Soli es un planteamiento completamente diferente en lo que hemos venido viendo a nivel de Interfaces de Usuario. Del teclado al mouse, del mouse al touch, del touch a la voz, de la voz … a los micro-movimientos? 

Con la ayuda de un sensor miniatura (es más pequeño que una moneda) que incluye un radar, Soli es capaz de interpretar las intenciones de un humano por medio de los gestos que este realiza. Y gracias a sus características puede incluirse en cualquier tipo de dispositivo. 

“El radar tiene propiedades que ninguna otra tecnología tiene. Funciona a través de materiales, puede ser embebido en objetos, nos permite rastrear movimientos muy precisos, y lo que es más interesante de todo es que se puede reducir todo el radar y ponerlo en un pequeño chip.” Ivan Poupyrev – Fundador de Project Soli

El equipo ha preparado varios prototipos, que muestran la aplicabilidad de la tecnología en nuestro a día y día y que sirven de punto de partida hasta donde este tipo de proyectos pueden llevarnos al verdadero Internet de las Cosas. Algunos de esos, está incluidos en este video que estoy seguro les encantará: 

 

El radar es sólo el punto de partida. El equipo ha creado un sensor que permite recibir, procesar e interpretar un modelo completo de gestos que puede permite identificar la intención del usuario y convertirla en controles para el mundo que nos rodea. 

Soli es un proyecto ambicioso, que parece sacado del futuro. Un proyecto que está aquí y que dentro de poco Google abrirá – por medio de un API – para que otros desarrolladores comiencen a probar y a inventar ese futuro al que queremos ir.