fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Internet de las cosas: Qué tan exigentes podrían llegar a ser sus electrodomésticos?

Felipe Lizcano

Hace unos días hablaba en mi anterior artículo sobre el manejo de la información y la privacidad del internet de las cosas. Pero investigando un poco más a fondo me di cuenta que esa no es la única consideración que se debe tener al respecto.

Por ejemplo, ya muchos hemos pasado por la situación en donde se compra una impresora que sólo funciona con un determinado tipo de tintas de la mejor marca, lo cual en el “primer mundo” seguramente no tendría injerencia alguna. Ahora cuando analizamos el caso del “tercer mundo”, en donde obviamente hay que “cuidar el centavo” , las cosas son a otro precio, ya no se pueden recargar los cartuchos ni comprar genéricos. En dicho caso se prolonga la vida de la impresora que, paradójicamente, es “es más barata” que los mismos cartuchos.        

El caso anterior es medianamente comprensible y, de cierta forma, garantiza la calidad de los contenidos impresos. Ahora bien, si llevamos a un electrodoméstico como una nevera contagiada por el internet de las cosas, que ha sido programada para reconocer sólo ciertas marcas de lácteos, es posible que el ejemplo ya sea mucho más molesto. Imagínese por un momento que su marca de leche no sea la más popular,  que por cosas de la vida usted sea un vegetariano: seguramente tenderá a comprar productos alternativos hechos de “soya” o “almendras” los cuales, seguramente, no van a ser distribuidos por una de las marcas más de moda del momento.  En ese punto seguramente su nevera ” va a pensar” que a usted, como usuario, le está haciendo falta comprar leche y, constantemente, le enviará emails o mensajes por el chat para que no olvide parar, camino a casa, para comprar su acostumbrada bolsa de leche.

Siguiendo con los ejemplos, para todos los amantes de un buen café o tinto, el panorama podría ser un poco más oscuro porque muchas de las máquinas que procesan los llamados “pods” o “pads de café” (mono-dosis usadas para preparar bebidas personales) vienen del primer mundo y, posiblemente, estén asociadas a marcas como “Starbucks” que ,con el perdón de lo lectores (opinión personal e intransferible), no tienen nada que hacer al compararlas con marcas locales como “Oma” o “Juan Valdez”.  Lo grave es que muchas de las actuales máquinas no pueden hacer su magia con pods de marcas que no reconocen. Así que todo el Boom de la automatización de horarios para tener el café listo a la hora de levantarse o de poder programar el café para la visita desde el dispositivo, se va a quedar atrás, forzando al usuario a hacer las cosas a la antigua, manualmente.

Pero las funciones del internet de las cosas no se limitan a simples alertas: hay neveras y lavadoras programadas para ordenar de manera autónoma los suministros faltantes. Así pues, si sus electrodomésticos son subsidiados, distribuidos y/o financiados por una marca local, no se le haga raro que los suministros ordenados por los aparatos siempre vengan del mismo origen, lo cual, seguramente, va a marcar aún más los monopolios de los mega supermercados (grandes superficies) que, poco a poco, van a ir sacando del mercado a las pequeñas tiendas de barrio.

Finalmente, cuando dicha preocupación se traslada al terreno de los productos vitales como las medicinas o los remedios,  las cosas se vuelven un poco más extremas ya que, a no dudarlo,  el contenedor de medicinas o pastillero de más de una persona en latinoamérica no va a querer ordenar medicamentos genéricos sino la presentación comercial y de marca correspondiente.

Por todo lo anterior, humildemente pienso que el internet de las cosas debe ser manejado con mucho cuidado y responsabilidad. no sólo de parte de los fabricantes sino también de los compradores, que deben revisar cómo los nuevos electrodomésticos van a cumplir con la política del “habeas data”, el control del presupuesto del hogar en el momento de ordenar las provisiones y las exigencias en materia de marcas al interactuar con un determinado producto o alimento.  

This image used under the Creative Commons License

This image used under the Creative Commons License