fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Primera Vista – iPhone 6

Samir Estefan

En el papel el iPhone 6 no es más que un iPhone grande. Si usted cae en el juego de comparar sus specs con los de la competencia el equipo de Apple no se destaca favorablemente sino en el grosor. 

Así se compara el iPhone 6 con la competencia 

En resolución de pantalla, procesador, RAM, batería y megapixeles de la cámara la competencia muestra “mejores números” que los del nuevo equipo de Apple. 

Ahora bien. Eso es en el papel. En la vida real el cuento es súper diferente.El iPhone 6 es mucho más que iPhone grande. 

Estas son nuestras impresiones basadas en nuestra Primera Vista:

El iPhone 6 es hermoso. Su pantalla tiene una curvatura final hacia los bordes que pareciera extenderla más allá de los límites reales de su tamaño y que borra la línea entre el vidrio y el metal. El nuevo diseño es reminiscente del iPod Touch y aunque en conjunto el iPhone 6 es más grande que sus antecesores, también es más delgado. Tan delgado que genera el mismo asombro del MacBook Air o el iPad original al usarlo por primera vez.  

El iPhone es MUY superior a sus antecesores. No es solo el tema de una pantalla más grande, algo que posiblemente nunca hubiera ocurrido si Steve Jobs aun viviera, ni de un procesador más potentemente. Es la mezcla de hardware, software y servicios que trabajan de la mano (a pesar de los errores que han salido en el último mes) muy bien y que ofrecen una experiencia consistente y muy, muy buena.

No. No se ha doblado. Si, hemos probado doblarlo. 

Apple sabe lo que tiene y durante años, mas que reinventar la rueda que inventó en el 2007, ha vendido perfeccionando su diseño, haciéndole pequeños tweaks, mejorando su desempeño y “embelleciendo” su diseño. Jobs alguna vez dijo que los clientes no saben lo que quieren hasta que alguien se los muestra y creo que entre Samsung y LG les mostraron que lo que quieren es una pantalla más grande a la tradicional pantalla de 3.5″. Pero para Jobs y para Ive uno de los grandes activos del iPhone era (y es) que se pueda usar con sola mano y por su reticencia a llegar a la pantalla de 4.7″ que tiene el iPhone 6.

Es cierto, el nuevo iPhone pone a Apple a la par de la mayoría de los equipos con los que compite, por lo menos en términos de tamaño de pantalla. Sin embargo creo que sólo el Moto X ofrece una experiencia tan sencilla y tan fácil de usar con una sola mano como la que introduce iOS 8 en el iPhone 6. 

Ahora bien, en térninos de performance el iPhone 6 barre con la competencia. Sus fotos no son las más pixeles, pero son superiores a las de la competencia. Su procesador no tiene tantos GHz como los de la competencia, pero funciona más rápido y consistente que los otros equipos. Su pila no es la más grande, pero la mejora en su funcionamiento es mucho mayor a las mejoras porcentuales de los demás equipos que hemos probado.

El iPhone 6 no es sólo un “iPhone más grande”. Es un mejor iPhone. Es el iPhone que estaba esperando. 

La razón #1 para actualizar mi equipo era el “síndrome de la pantalla minúscula” que experimentamos la mayoría de los usuarios al ver equipos como el Moto X, el Huawei Ascend P7 o el Galaxy S5. Media pulgada (medida en diagonal) en una pantalla es un resto. Es más contenido, es más productividad, es más sex appeal. Pero también es más peso, más tamaño y más complejidad de uso con una sola mano. 

El iPhone 6 es mucho más rápido que el 5S. En procesamiento, en manejo de video, en velocidad de navegación. Los nuevos procesadores parecen trabajar en tándem de una manera más optimizada, algo que se refleja en la duración de la batería. Si ayer sufría para llegar al final del día con algo de pila, con el iPhone 6 llego con tranquilidad. 

En unas semanas tendremos nuestro completo del dispositivo. Pero por ahora les diría que el iPhone 6 es mucho más de lo que esperaba