Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Otra Demanda en Contra de Samsung (y no es de Apple)

Samir Estefan

Samsung parece estar acostumbrado a vivir en los estrados judiciales. Demandas van, demandas vienen, aquí y allá. Las más notorias de los últimos años han sido en contra de Apple con quien ha estado enfrascado en una batalla legal que no parece tener fin. Una batalla por violación de derechos de propiedad intelectual. 

Pues bien, esta semana la compañía ha sido notificada de una nueva demanda en su contra por violación de patentes y propiedad intelectual relacionadas con el uso de Android en sus equipos. Si, Android el de Google.

El demandante es nada más y nada menos que Microsoft. Si, el de Windows. El enredo es más claro – pero ilógico – de lo que parece. 

Hace algunos años Microsoft le notificó a varios fabricantes de dispositivos móviles que usan Android que dicho sistema operativo infringe unas patentes que la compañía tiene y negoció con ellos un pago por terminal activada a cambio de no demandarlos por infringir su propiedad intelectual. Compañías como LG, HTC y el mismo Samsung llegaron a acuerdos de pago de alrededor de US x dispositivo activado. El negocio ha sido tan lucrativo que en los últimos 3 años Microsoft ha recibido un poco más de USD 6,000 Millones por estos “royalties”, con un margen neto de utilidad cercano al 95%. Es decir, de los USD 21,863 Millones de Utilidad Neta obtenidos en su año FY13, casi el 10% (2 Mil Millones) vinieron de las activaciones de Android por parte de terceros!!!

Pues bien, todo parece indicar que Samsung ha dejado de pagar los royalties y a pesar de las demoras se ha negado a pagar los intereses de mora. La razón? Samsung asegura que ahora que Microsoft tiene su propio sistema operativo (Windows Phone) y su propios dispositivos móviles (ahora que se ha completado la compra de Nokia) el acuerdo de royalties firmado (que nada tiene que ver con Windows Phone o con Nokia) es inválido y por lo tanto no existe fundamento para seguir pagando los royalties. 

Y así, ante el impasse, el gigante de Redmond ha decidido acudir a los estrados judiciales para exigir de Samsung el pago de los royalties que adeuda, los intereses de mora correspondientes y los montos por daños y perjuicios que cree son justos. Samsung por su parte ha indicado que van a “revisar la queja la queja en detalle y determinar las medidas apropiadas en respuesta”. Uno de esas medidas podría ser demandar a Microsoft para buscar la anulación del acuerdo.

Lo cierto es que mientras Samsung aún está explorando salidas negociadas con Apple a la disputa en la que se encuentran ahora tendrá un nuevo frente de batalla.