Si han estado atentos a los partidos del mundial se habrán dado cuenta que en muchos encuentros aparece en las vayas, la marca VIVO y luego uno de sus modelos, el NEX. De igual manera, en YouTube quizás han visto a cientos de reseñadores hablando de OPPO y su extraordinario FIND X y, sin ir más lejos, ¿Qué me dicen del Oneplus 6 o del bellísimo Xiaomi mi 8 con cubierta trasera transparente?.

La cierto es que en el mundo de la tecnología de consumo, es China la que ahora marca tendencia. Más allá de jugársela por “marcas reconocidas” o “ecosistemas” lo que están haciendo es entregar el mejor dispositivo posible, al menor precio viable y con los más altos estándares de calidad y propuesta de diseño.

Ya lo habíamos hablado hace algunos días, los celulares chinos ya no pueden ser catalogados de malos o desechables así porque así, ahí tenemos a la que es quizás la marca china más reconocida en el país, Huawei, llevando al límite sus cámaras con el P20 y el Mate 10 pero como veremos el asunto va mucho más allá.

¿Cómo se explica este “Boom” de marcas chinas? son varias la razones. La primera es que China, al convertirse en la fábrica del planeta, aprendió de las más grandes y tradicionales compañías que trasladaron sus fábricas al gigante asiático, de procesos, estándares de calidad e integración tecnológica.

En segundo lugar, desde noviembre 2017, el gobierno institucionalizó una política de “calidad e innovación” a lo largo de todo el país con miras a convertirlo en un referente de buena manufactura en la próxima década. En definitiva, quieren que “made in China” ya no signifique algo malo, esto, obviamente, viene de la mano de fuerte inversión estatal y subsidios.

En un tercer lugar  tenemos el éxito de Shenzen,  el “Silicon Valley” de Asia. Una ciudad en la que la comunidad “maker” aflora, en la que se puede conseguir cualquier repuesto para cualquier smartphone disponible e incluso unir distintas partes  y literalmente crear algo nuevo, en un escritorio… ¿se imaginan una ciudad de 10 millones de makers/hackers? Eso es Shenzen.

Lo que ha pasado nada más en el último mes es extraordinario, 3 smartphones chinos  han logrado desplazar del mundo de las notas de prensa y reseñas a gigantes como Samsung o Apple (que francamente me parece innecesariamente cara y más bien sostenida en una fuerte comunidad de fans que  una propuesta de valor real), con propuestas atrevida, innovadoras y muy diferenciadas.  Veamos.

VIVO NEX – Adios Al Notch y bienvenido el nuevo lector de huella.

VIVO es una compañía que lleva menos de 10 años en el mercado… ¡menos de 10!. Antes de lanzar su nuevo flagship, entendieron que, en su momento, más de una persona se burló de compañías como Xiaomi o Huawei porque incluyeron “el notch” igual al del iPhone X. ¿Qué hizo VIVO?, pues quitó el bendito notch y construyó un smartphone que es casi todo pantalla escondiendo la cámara frontal en el cuerpo del teléfono, quizás no la idea más convencional pero, definitivamente, uno de lo más interesantes. Por otro lado, el lector de  huella  no se encuentra atrás o abajo en el cuerpo del dispositivo sino, que se integró a en pantalla. Sí señores, nada de sensores atrás que se confundan con la cámara; sino una potente luz que se proyecta desde la pantalla misma para reconocer la huella del usuario. Inteligencia artificial, 64 Gigas de almacenamiento interno, 8 Gigas de Ram, Android 8.1 y 4000 mAh de batería complementan a este muy interesante dispositivo.

OPPO FIND X – Nadie lo vio venir, todo el mundo lo quiere.

En este no me voy a complicar, tan sólo véanlo.

¿Qué los críticos decían que los chinos copiaban al iPhone X? pues lo hicieron ver como un celular de 1998, el FIND X mueve su cuerpo completo para revelar sus cámaras, dejando un dispositivo que es casi 100% pantalla (AMOLED en este caso) y de nuevo pone el lector de huella debajo de la esta, culminando su cuerpo cristal y metal con una parte trasera curva que cambia de color de acuerdo al ángulo de la luz.  8 Gigas de Ram, 256 Gigas de almacenamiento interno, un Snapdragon 845 y Android 8.1 complementan lo que, a mi juicio, es uno de los smartphones más innovadores que se pueden encontrar en el mercado hoy.

El Xiaomi Mi 8, Explorer Edition – Nada que esconder.

Desde que los celulares con tapa de vidrio trasera salieron al mercado, inmediatamente, los “makers” comenzaron a personalizarlos, después de todo, es sólo vidrio y sabiéndolo trabajar puede quedar 100% transparente. Esta tendencia emergió principalmente entre fanáticos (no les recomiendo que lo hagan ustedes) y conocedores, pero los ingenieros de Xiaomi decidieron integrarla en su diseño de fábrica, mostrando todo lo que tiene su flagship, el Mi 8. 

Todos estos dispositivos valen menos de 750 USD (el Mi 8, apenas 500) y entregan valor, diseño y desempeño como nunca se había visto. Piénselo, quizás el mejor smartphone del mercado no tiene por qué constar 1.000 USD.

¿Cuáles otras sorpresas creen que viene de China?

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

ACTUALIDAD

Tags

, , , , , , , , , ,