Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Los gráficos que los medios tradicionales de comunicación no quieren ver

AWaldraff

Hace unos días encontré esta gráfica, re-publicada en el Business Insider desde un estudio global encargado por un think tank europeo. Los resultados deberían preocupar a los medios tradicionales como la radio y la televisión, pero por sobre todo a las publicaciones impresas.

Consumo de medios por edades

El estudio, que muestra como consumen contenidos e información los diferentes segmentos de edades, ofrece una perspectiva muy interesante acerca del futuro de los medios.

Nuestros hábitos de consumo no cambian estructuralmente con la edad

Esa sería la tabla de salvación para los medios impresos. Desgraciadamente para ellos no sucede así. Los hábitos de consumo se forman muy temprano en nuestras vidas. Y aunque pueden haber algunos cambios menores, la realidad es que los hábitos se quedan con nosotros para el resto de nuestras vidas.

Quienes son jóvenes hoy, no consumen medios impresos. Y no es descabellado pensar que no los van a consumir en el futuro, pues no lo tienen como hábito. No son sorprendentes los problemas estructurales de publicaciones como las Selecciones del Reader’s Digest y de muchos de los periódicos mas recomidos del mundo. Personalmente hace mucho tiempo que no compro publicaciones impresas. Prefiero leer noticias en el website del medio o mejor aún a través de un sindicador como Feedly o Zite.

Interesante también es la curva descendiente en el consumo de radio y televisión. Es de esperar que el consumo de radio caiga a una tercera parte y con tendencia a desaparecer. Aún mas pronunciada es la caída en el consumo de televisión. Pertenecí a una generación que vió mucha televisión a pesar de que en ese momento las opciones eran extremadamente limitadas. Hoy mi consumo de televisión está limitado a eventos deportivos, noticias, un par de series selectas y una eventual película en una noche de entretenimiento. Posiblemente consuma mas de el triple de televisión que un adolescente. Igual pasar el tiempo viendo lo que estén dando en la televisión, como lo hacía hace unos años, ya no es una costumbre. Hay otras fuentes de entretenimiento, la mayoría de las cuales están relacionadas con la conectividad a internet.

El consumo viene a través de plataformas móviles

La otra gran revelación que ofrece esta gráfica es el potencial de crecimiento de los dispositivos móviles frente a los dispositivos tecnológicos tradicionales. Los jóvenes acceden a internet y a la información a través de dispositivos móviles. No pareciera existir una tendencia hacia el aumento en el uso de dispositivos tradicionales como el PC. Eso explicaría en buena parte la crisis de los fabricantes y de Microsoft.

Hace algunos días explicaba como Microsoft podría estar equivocado en su estrategia con el Surface. Hay una diferencia clara entre el consumo en móviles y en PCs. Microsoft está apostando a la coincidencia entre ambos mundos. Apple apuesta a que son dos mundos completamente separados. La gráfica no nos deja saber el tamaño de esa coincidencia. Tendremos que esperar un tiempo para ver si los dispositivos híbridos ganan espacio.

La crisis de los medios impresos

Puede ser un problema de la calidad de los contenidos. O puede ser un problema en la reducción de la vida media del contenido. Lo cierto es que los medios impresos están envejeciendo con su audiencia. Mi socio dice que la tendencia mas evidente entre las personas de edad, es la de morirse. Así que la audiencia de los medios impresos está desapareciendo. Los anunciantes ya se dieron cuenta. La caída en los ingresos de los medios impresos es dramática.

Inversión en publicidad en medios tradicionales

Los ingresos no parecen estar en la creación de websites con contenidos actualizados mas rápidamente. Si hay consumo de medios, pero el modo de consumo cambió estructuralmente. Sabemos que los mas jóvenes lo hacen a través de dispositivos móviles, así que es posible hipotetizar que está sucediendo en aplicaciones móviles y no necesariamente en websites. ¿Redes sociales tal vez? Para medios como TECHcetera estas estadísticas son un velo de tranquilidad y preocupación al mismo tiempo.

¿Cómo consume medios? ¿Dónde encuentra lo que quiere consumir? ¡Cuéntenos!