fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

7 Comments

Lo bueno y lo malo que trae consigo el que Colombia vaya a entrar a la iniciativa Internet.org

Felipe Lizcano
Mark Zuckerberg, el emblemático CEO de Facebook, se reunirá el miércoles 14 de Enero con el presidente Juan Manual Santos en Bogotá (Colombia) para hablar de la inclusión del país en la iniciativa de Internt.org (cuya finalidad es la de conectar a internet a cerca del 60% de la población mundial que actualmente no tiene acceso a la red), la cual ha sido alabada por muchos pero muy criticada por otros “puristas”, dado que, de cierta manera, puede llegar a atentar contra la neutralidad de la red.
 
Desde muchas perspectivas los pilares de la iniciativa son muy filantrópicos (y no es mi tarea cuestionarlos, ni mucho menos; sólo pretendo presentar varias caras de Internet.org para que cada uno saque sus propias conclusiones), ya que pretende:
  • Proveer acceso a internet a un costo que la mayoría pueda pagar,
  • Generar eficacia en la transmisión de datos,
  • Generar nuevos modelos de negocios basados en el acceso y la transmisión de datos.
Tales pilares le caen “como anillo al dedo” al ministro Diego Molano con su plan “Vive Digital 2”, que pretende democratizar el acceso a internet y masificarlo. Así pues, es posible que al haber más personas conectadas se puedan encontrar mejores oportunidades de desarrollo para el progreso del país. Pero “no todo es color de rosa”, según lo afirmaba Andres Waldraff anteriormente en uno de sus artículos, no sólo se necesita una buena conexión, tabletas y/o computadores en las escuelas sino también un ajuste en los programas de educación por parte del Ministerio, para hablar realmente de la “inclusión digital” (entendida como: la democratización del acceso a las tecnologías y la comunicación para permitir la inserción de todos en la sociedad de la información).
 
Ahora bien, volviendo a la “iniciativa Internet.org”, alcanzar los pilares del plan puede llegar a ser una tarea titánica hasta para alguien tan poderoso como Zuckerberg. Por lo mismo, éste ha conseguido bastantes aliados, entre los cuales se encuentra el operador de telefonía móvil Tigo, que ofrece a sus ocho millones de usuarios (aproximadamente) el acceso gratuito a herramientas como: Facebook Lite, Facebook Messenger, Wikipedia y otros sitios como www.internet.org.
 
Aquí es donde el plan empieza a tocar las fibras sensibles de “los puristas”, que consideran que no se puede llegar a discriminar el acceso a los contenidos, tal como lo decía Samir Estefan: “Todos los datos son iguales! No importa si estos componen un video, un texto o un código html, no importa quién los produjo, quién los distribuye o quien los consume. Un dato es un dato. Esa igualdad, esa Neutralidad, es la que ha llevado a que en menos de 20 años nuestra sociedad haya cambiado como la ha hecho, el acceso a la información se haya esparcido a todos los rincones del planeta y hayamos visto la creación de una economía basada en el conocimiento que hoy por hoy nos promete un mejor futuro”.
 
Ahora bien, esa discusión puede ser eterna pero lo preocupante es llegar a un punto donde los proveedores de servicios de internet (fijo o celular) empiecen a “dejar de hacer su mejor esfuerzo” por darle un buen servicio a todos sus usuarios y comiencen también a darles un trato privilegiado en materia de transmisión de los datos a aquellas aplicaciones, sitios o contenidos producidos por las compañías con las que tengan acuerdos comerciales.
 
Pero los problemas no terminan allí; los usuarios podríamos terminar afectados también, dado que esos mismos proveedores de internet que podrían llegar a cobrarle más a las compañías para beneficiar la transmisión privilegiada de datos, igualmente podrían llegar a ser tan “golosos” como para cobrarles más, de acuerdo con los contenidos consumidos, de tal forma que, para dar un ejemplo, si usted quisiera ver películas usando Netflix, podría terminar pagando más que una persona que sólo quiere leer correos electrónicos o contenidos meramente textuales. Esto podría terminar deteriorando aún más la experiencia actual, ya que como lo decíamos anteriormente en otro artículo de TECHcetera:

“Aunque el argumento suena bastante lógico a priori, una mirada mas profunda demuestra que en realidad hay un incentivo perverso en este esquema. En la práctica el servicio no mejora para quienes quieren hacer uso de la versión “premium”. Por el contrario lo que sucede es que la experiencia “normal” se deteriora hasta el punto en que todos estamos dispuestos a pagar para no tenerla. Un estudio realizado entre las aerolíneas demostró que los asientos mas cómodos ofrecidos hoy en clase económica en las mismas son mas pequeños e incómodos que los peores asientos ofrecidos hace 20 años. Los ingresos generados por este modelo de negocio para las aerolíneas significa una fuente de 30 mil millones de dólares que antes no tenían”.
 
Finalmente, pese a los riesgos que trae consigo una iniciativa que, si no se maneja con responsabilidad puede llegar a atentar contra “la neutralidad de la red”, hay que reconocer que Internet.org representa una oportunidad única para dar el acceso a las nuevas tecnologías por parte de los más necesitados que viven en sitios de difícil acceso dentro del intrincado territorio colombiano. Por lo mismo, personalmente aplaudo la iniciativa pero le pido al Ministro Diego Molano que, como decían los abuelos ,“abra el ojo” para que: “no nos vayan a meter gato por liebre”!.