Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

No le entregue la llave de su casa a un desconocido

AWaldraff

La seguridad de su información privada está en grave peligro. Un hacker puede tomar posesión, en cualquier momento, de uno de los puntos neurálgicos de su tecnología personal. Estoy hablando específicamente del router, esa cajita que instaló su proveedor de internet y que muchos conocen coloquialmente como “la red”. Como usuarios, al permitir la instalación del router bajo las condiciones de la empresa de telecomunicaciones (telco), hemos entregado a nuestro proveedor el control total del acceso, hacia adentro y hacia afuera, de nuestra información. Y no debería ser un secreto que los proveedores de internet no tienen como una de sus prioridades la seguridad de nuestra información.

Recientemente se conoció que las plataformas con las que los proveedores de internet gestionan los routers son susceptibles de ser hackeadas. Así, cualquier persona con un conocimiento mínimo, puede tomar el control de la plataforma de gestión y por ende de los routers. La proposición es muy atractiva para los hackers, pues así pueden controlar cientos de miles de máquinas rápidamente.

Pocos usuarios saben el nivel de control y acceso a la información que le han dado a sus proveedores de servicio. Desde su central de control, los proveedores pueden acceder a cualquier computador, a sus usuarios y claves, a sus costumbres de navegación, a sus datos personales, etc.. Un administrador con malas intenciones, perfectamente podría hacerlo aparecer como un delincuente informático si quisiera. Para explicar mejor la situación permítame hacer esta comparación. Lo que le está entregando a su proveedor de internet es equivalente a darle la única copia de las llaves de su casa a un celador. A ese celador, quien ud. jamas ha visto, tendrá que pedirle permiso para entrar o salir de su casa, y debe también informarle para donde va o de donde viene. El control total lo tiene el celador. Ud. no puede ni invitar un amigo, ni cambiar la clave de acceso a su casa sin hablar primero con el celador.
La solución a este problema es extremadamente sencilla. No permita que su proveedor instale un router que ud. mismo no pueda gestionar. Si su proveedor no le ofrece esta posibilidad, simplemente cancele el servicio y vaya a otro proveedor. En un mundo ideal, su proveedor instalaría un cable hasta su casa y proveería un modem, compatible con sus protocolos de comunicación y ud. mismo debería proveer la infraestructura interna. En algunos países como Estados Unidos, Alemania o Korea, inclusive ud. mismo puede proveer su modem. Así, lo que suceda del modem hacia adentro será su propio problema y ud. estará en control de la puerta de su casa. De esta infraestructura interna, el componente mas importante es un router, uno que administre y controle ud. mismo.

Si bien esto supone una complejidad adicional para el usuario, pues debe comprar y configurar el router, esta es hoy una tarea de tecnología básica como configurar el correo electrónico o instalar una aplicacion en su teléfono. Para lograrlo, lo único que tiene que hacer es pedirle a su proveedor que configure el modem en ”modo puente”. Esto significa que la cajita que le instalaron se convierte en una terminal “bruta” y hace un puente con su infraestructura interna.

Las razones para tener su propio router no son únicamente de seguridad. La gestión de su router también tiene un impacto muy importante sobre la calidad del servicio que recibe y las posibilidades de uso. Miremos 5 razones para instalar y gestionar su propio router en casa:

    1. El proveedor le censura algunos websites y servicios. Obviamente no lo van a aceptar, pero yo estoy convencido de los contrario. Si por alguna razón en su casa hay websites que no funcionan o servicios que fallan, lo mas seguro es que sea esta la razón. Los técnicos tienen un término para esto, lo llaman “calidad del servicio” y significa que dan prioridad a cierta información y su destino. Por ejemplo, si su proveedor ofrece television por cable, podría estar bajándole la prioridad a su suscripción de Netflix. Sabemos hoy que Netflix está pagando a algunos proveedores para que no afecten la calidad de su servicio.
    2. La calidad del aparato que recibe es dudosa. Su proveedor no compra modems basado en la calidad y features. Su proveedor hace una lista de los servicios que quiere soportar luego compra los equipos basado en la de menor precio. Lo se porque he vendido estos routers a los proveedores mas importantes de internet en Colombia. Así que es muy probable que ese router que está instalado en su casa sea de un fabricante obscuro de la china y tenga una calidad pésima. si ud. compró un computador que soporta los últimos protocolos en conectividad inalámbrica y usa un¡o de eso routers está perdiendo su dinero. La velocidad de conectividad de todos sus equipos se baja a mínimo común denominador que por lo general es el router que le instaló su proveedor.
    3. Ud. quiere aprovechar mejor sus gadgets en casa. El internet de las cosas es una de las tendencias mas fuertes en tecnología. Pero si quiere conectarse con alguno de los dispositivos que instaló en casa necesitará abrir ”puertos” en su router. Para mantener todo seguro, el router actúa como una barrera impasable (firewall) entre el mundo y su casa. Para que ud. se pueda conectar con el mundo exterior necesita abrir ”huecos” en esa barrera. A esos huecos se les conoce como puertos. Por ejemplo, para navegar por internet tiene que abrir el puerto 80, para leer correos electrónicos de manera segura necesita el 995, etc… La cámara de vigilancia que instaló para monitorear la seguridad de su casa necesitará abrir algún puerto para funcionar. No podrá hacerlo porque el proveedor no le dará esa potestad.
    4. Ud., como yo. tiene la oficina en casa. Por 20 dólares Apple me vendió la infraestructura de software completa para tener una solución de calidad empresarial en mi casa. Con ella tengo repositorios de información centralizada (imagínese tener su dropbox personal), tengo un sistema de correo, de calendario y hasta de mensajería propio y seguro. También puedo configurar el dispositivo de mis familiares de manera remota y seguro. Todo esto funciona perfectamente, si puedo configurar mi router para que mantenga siempre una dirección de internet fija.
    5. Quiere acceder a contenidos de otro país Una VPN le permite aparecer como si estuviera en otro lugar y acceder a ciertos servicios que están restringidos geográficamente. Suponga que está de viaje en la china y quiere postear en facebook que está restringido allá. Lo puede hacer a través de su VPN. o está en Colombia y quiere acceder a contenidos de música como pandora que está restringido aquí. Una VPN lo puede ayudar. Si su router no permite crear túneles de información, no podrá usar estos servicios.

La calidad del servicio de internet es un tema recurrente en nuestras páginas. Una y otra vez nos hemos quejado acerca de la calidad del servicio de conectividad que recibimos. La calidad de la atención que estas empresas prestan a sus clientes es muy mala. Y lo digo así por tratar de ser amable con ellos.

La estrategia de negocio de las empresas de telecomunicaciones está casi que únicamente basada en incrementar continuamente el ingreso promedio por usuario (ARPU). Con este fin, estas empresas continuamente están buscando nuevas alternativas de servicios que les permita quitarme un poco mas de mi dinero. Desde hace unos años el mundo ideal para ellos es el de ofrecer lo que se conoce como “triple play” que es empaquetar televisión, teléfono e internet en un solo servicio para todos sus usuarios. No hay nada que le cause mas miedo a una empresa de telecomunicaciones que convertirse en un servicio “bruto” de conectividad, donde no pueden ofrecer valor agregado y por ende incrementar el ARPU. Pero al mismo tiempo, los intereses de la telco van con contravía con nuestros propios intereses. Por definición, no confío en la capacidad de gestión de la telcos y tampoco lo debería hacer ud. No le entregue las llaves completas de su tecnología a ellos, ¡mantenga ud. mismo el control!