fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

3 Comments

Las Verdades (a Medias) de los Precios de los Celulares en Colombia

Samir Estefan

Si hay algo que tengo que reconocerle a la Comisión de Regulación de Comunicaciones es que entiende el poder de las Redes Sociales. Para la muestra un video con el que la entidad quiere ganar adeptos ante las voces de protesta por la eliminación de las cláusulas de permanencia, medida que entró a regir el 1 de Julio y que ha llevado a que los precios que los usuarios deben pagar por sus teléfonos celulares se hayan disparado. O por lo menos esa es la percepción de la mayoría del población. 

Comencemos con el Video

El primer paso es que vea el video. Felicitaciones a la gente de Magic Markers porque la verdad es quedó súper chévere. Eso sí, no se confunda. Este es un video patrocinado, pagado por, la Comisión de Regulación de Comunicaciones. Es lo más cercano a la Publicidad Política Pagada que puede existir. 

https://www.youtube.com/watch?v=iridFmfDO5M#t=20

Por qué el video? Fácil! Porque la gente no entiende por qué de la noche a la mañana el iPhone o el Galaxy Note que podía comprar en Mayo por $144mil ahora le cuesta hasta 10 veces más y por qué ya no hay celulares “a cero pesos”, y se han (nos hemos) pronunciado de manera aireada sobre el tema.

Las Razones Reales

El decreto que eliminó las cláusulas de permanencia es el último de varios pasos (o rounds como los llamó Felipe en su artículo del viernes) tomados por el Gobierno Nacional en respuesta a una sencilla razón: la mala calidad de los servicios de telecomunicaciones, en especial de telefonía celular, en el país. Tal vez el mejor resumen de las razones lo expone José Luis Peñarredonda, unos de nuestros amigos de Enter.Co en su artículo de ayer, en donde incluye un tweet del Presidente Santos de Mayo del año pasado (pueden ver la nota  de José aquí) .

Ojo. No fue un tema de precios. Ni tampoco de competencia. Fue un tema netamente asociado al pésimo servicio que prestan los operadores celulares y que en ese momento estaba al borde del colapso gracias, en parte, a la saturación de las redes y la falta de inversión producto entre otros de la demora en la adjudicación de la licitación de 4G.

El raciocinio fue que al eliminar las cláusulas de permanencia, junto con las medidas anteriores, los usuarios podrían moverse más fácilmente a otros operadores y así se generaría un incentivo para que las compañías compitieran con mejores servicios (y mejores precios) para retener a los usuarios proactivamente y no apunta de restricciones contractuales. 

Hasta ahí vamos bien. Las razones y el “espíritu” de la ley son claras, fácilmente entendibles y de un claro beneficio para la mayoría de los usuarios. Y en el papel (como todo lo de la CRC) suena coherente.

Miremos La Realidad

Ahora bien. Si el problema era de calidad del servicio no era más fácil controlar dicho servicio, por ejemplo con iniciativas como la de la aplicación de Calidad Celular que presentó el gobierno el año y que no terminó en nada? O imponer multas verdaderas, no como las de ahora en que le compensan minutos al usuario en vez de devolverle dinero real? No, el Gobierno decidió eliminar las cláusulas de permanencia. 

Es como si para curar una otitis, un médico decidiera operar el apéndice. 

Digamos que la idea, como argumenta hoy la CRC, era abrir las puertas a más competencia. No era más lógico trabajar para asegurar (1) que la licitación de 4G no se demorara y se postergara como se postergó y (2) para que una vez adjudicada los adjudicatarios pusieran a andar sus redes y sus ofertas de la manera más rápida y ágil posible? Ya se va a acabar el 2014 y aún hay varios de ellos que no han entrado a competir. 

Y los precios?

Si los celulares eran más caros antes – según la explicación dada en el video – y ahora son MUCHO más baratos, por qué la venta de terminales se desplomó en el segundo semestre del año? Será en realidad por un tema de psicología del consumidor como afirma la CRC? 

Es más, si dentro de los planes los operadores nos estaban cobrando “más del 100%” del valor del equipo, por qué ahora que no nos “financian” el equipo seguimos pagando el mismo valor en el plan? 

He ahí el gran problema de la ley (y para ilustrarlo voy a usar las cifras presentadas en el video).

Digamos que el operador le cobró (o cobra) $1.990.000 a un usuario por un iPhone como parte de un contrato a 24 meses. 

Si ya la CRC ya había dado 2 pasos “que no fueron suficientes” no hacía más lógica primero exigir la discriminación de los componentes de los planes de servicio móvil (servicio por un lado y pago del equipo financiado por otro) antes de eliminar las cláusulas de permanencia? No hacía más lógica que el personaje que pagó $0 por su iPhone 5C conociera PRIMERO que de los $180Mil mensuales que paga, $82.916 corresponden al terminal (1.900.00 / 24) y que sólo $97.048 correspondían al servicio?

Ahí sí, cuando el consumidor final tuviera dicha discriminación, se hubiera podido pensar en exigir a los operadores que sólo en los casos en que el cliente quisiera adquirir el equipo financiado a través de ellos se pudiera aplicar una cláusula de permanencia pero se abriera la puerta para que quienes no compramos los equipos a los operadores estuviéramos libres para irnos cuando quisiéramos. 

Con la eliminación de la cláusula de permanencia como primera medida los consumidores nos quedamos en el peor de los mundos. Ya no podemos “comprar” un equipo con una cuota inicial barata y diferir el pago asociado a nuestros servicios sino que el mismo equipo que en Mayo comprábamos con $144Mil (así funciona la psicología del consumidor) ahora lo tenemos que comprar pagando upfront $1,700,00 más IVA de una, o financiarlo con la tarjeta de crédito (que tiene los intereses más altos del sistema financiero). 

Peor aún! Ahora los usuarios que pagaban $180Mil (con equipo incluido) siguen pagando $180Mil pero tienen que comprar el equipo bajo el modelo explicado en el párrafo anterior. Y ese cuento de que las facturas discriman los conceptos? Pura Carreta!!!

El haber escalonado los requerimientos, primero con la separación de los componentes y luego con el tema de las cláusulas de permanencia (que repito, me parece un error eliminar por decreto y que en vez debieron haber sido reglamentadas para que quien las quiera usar la use con toda la información necesaria) le hubiera generado al consumidor final una situación más favorable y la “corrección del mercado” hubiera sido más rápida y menos traumática. 

El Resultado

El resultado es que a 5 meses de la implementación de la restricción los usuarios no están pagando menos por sus terminales.
El resultado, contrario a lo que dice el video, es que los equipos no son hoy por hoy más económicos que hace 5 meses.
El resultado es que la gente está teniendo que conformarse con equipos de gamas inferiores a los que compraba al comienzo del año, en algunos casos con componentes de calidad inferior y sistemas operativos viejos e inseguros para los estándares actuales.
El resultado es que el principal operador celular del país “no tiene grandes expectativas” de venta del smartphone más vendido en el 2014 a nivel mundial.
El resultado es que los operadores están felices importando y vendiendo equipos de marcas chinas poco reconocidas porque sencillamente son súper baratos (aunque no duran ni siquiera doce meses) y el impacto en su EBITDA es positivo.
El resultado es que el contrabando de celulares está disparado.
El resultado es que al pasar de un pago de entrada de $0 o $144Mil a uno de $1,660,000 los celulares se volvieron un bien suntuoso y los robos de terminales móviles están por las nubes.
Y el resultado es que el servicio no es que haya mejorado mucho que digamos (aunque, nuevamente, en el papel o papeles de la CRC seguro dice que tenemos el mejor servicio del planeta). 

Lo que Viene (o debería Venir)

“Apenas estamos en la curva inicial del cambio del modelo y la mano invisible de Adam Smith (si amigo comisionado, soy Economista) llevará a que el mercado se autoregule y los precios bajen para beneficio de todos eventualmente”. “Que los retailers”. “Que la competencia”. “Que era un paso necesario”. “Que esto”. “Que lo otro”.

Lo único que es claro es que ni la CRC ni el Ministerio se echarán para atrás a pesar del impacto negativo que la medida ha tenido en los consumidores y en uno de los renglones de la economía más dinámicos por lo que sólo queda pedirles a los señores comisionados que en vez de gastar tiempo y plata en tapar el sol con las manos y descalificar los informes sectoriales que demuestran que la medida no es la panacea como cree la CRC, actúen decididamente para asegurar:

1. Que los usuarios entienden sus derechos (como lo intentan hacer con el video)
2. Que los operadores bajan el monto mensual de la factura a los usuarios cuyos 12 o 24 meses de permanencia (por la compra de un equipo antes de la entrada en vigencia de la ley) se terminan
3. Que los adjudicatarios de las demás licencias de 4G comienzan a ofrecer sus servicios a la mayor brevedad
4. Que efectivamente hay rebajas SUSTANCIALES en los planes postpago que ofrecen los operadores (aún no se han visto)
5. Que si queremos hablar del costo para el usuario es hora de retomar el tema de la eliminación del IVA para los celulares (por lo menos hasta de cierto precio) teniendo en cuenta que los computadores y tabletas (de hasta cierto precio) están exentos y que según el mismo MinTic una parte importante de las nuevas líneas de banda ancha son móviles y muchos de los nuevos usuarios de internet en el país acceden a este a través de teléfonos inteligentes, y 
6. Que si vamos a hablar de calidad de servicio dejemos de decir mentiras y aceptemos que aunque estamos hablando de 4G, la cobertura de 3G sigue siendo limitada en el territorio nacional. No hay que ir muy lejos para darse cuenta de ello. A menos de 1 hora de Bogotá es difícil conectarse vía celular a internet con una velocidad decente y ni hablar de tratar de conseguir aunque sea una conexión edge en las carreteras del país. Y eso por no hablar de cómo se siguen cayendo las llamadas. Si todo esto arrancó porque el Presidente y los demás 45 millones de Colombianos estábamos cansados del mal servicio, no sería lógico que la CRC le metiera el diente al tema?

Y Usted?

Usted tiene una misión importantísima. Revise su factura. Verifique que la misma venga discriminada entre el servicio y el valor del equipo y asegúrese que cuando complete el pago de su terminal el monto mensual que paga efectivamente baje. Pero además, exíjale a su operador y a la CRC un servicio de calidad, sin caídas de llamadas, con velocidades de conexión acordes a lo que usted a comprado, con conectividad permanente y sobretodo no coma cuento, ni de los operadores ni de la CRC.