fbpx
subir

Jugando con toda. El POCO X3 Pro!

Lo hemos dicho ya varias veces. El Poco X3 NFC nos sorprendió entre otras cosas, porque resultó ser un gran teléfono para Gaming. Esto nos deja una duda, lo es también el Poco X3 Pro?

 

¿Tendremos a un ganador aquí?

 

Los requisitos para jugar con el POCO X3 Pro!

 

Claro, en este momento hay smartphones especializados en el mundo gamer y son propuestas muy válidas pero, a la vez, demasiado focalizadas y con unos precios que no están cerca del bolsillo de muchas personas. Entonces ¿qué hacer? Bueno lo que hay que tener en cuenta, a la hora de elegir un Smartphone para jugar, son cuatro factores:

 

  • La RAM,
  • El almacenamiento,
  • La pantalla,
  • El procesador.

 

Para ganar hay que combinar diversos factores.

 

En  términos de RAM y almacenamiento interno (ROM), estamos bien. Tenemos 6 y 128 Gigas respectivamente, claro, es cierto que otros teléfonos en el mercado duplican ambas cifras pero, también es cierto que en la misma categoría de X3 Pro hay muchos, en serio muchos teléfonos que, aún tienen 4 Gigas de RAM y 64 de almacenamiento, siendo así tenemos un buen inicio.

 

6b Gigas de RAM y 128 Gigas de almaceamiento.

 

La pantalla, ay la pantalla…. Que buen trabajo amigos de POCO! El panel es 6.67 pulgadas con 450 nits de luz, está bien, la pantalla se inclina hacia los tonos fríos, es verdad pero, incluso ahí, creo que fue una decisión acertada. Pues en los juegos actuales, como veremos ahora, es preferible un tono frío que una detestable capa amarilla que puede afectar el manejo de las sombras y reforzar ciertas luces que no colaboran en juegos de acción rápida.

 

 

Ahora bien, en donde de verdad la sacaron del estadio es en la taza de refresco. Nada que hacer, para jugar de verdad lo que se dice jugar 120 Hz son  necesarios. El POCO X3 Pro trae por defecto una taza de refresco de 60 Hz, quizás para ahorrar batería, aunque no lo entiendo porque aún jugando,  a mi, me ha durado fácilmente los dos días. No obstante, esta puede ser modificada para aprovechar  toda la fluidez disponible y necesaria para los juegos de hoy.

 

Por último, el procesador. En este caso hablamos de un Snapdragon 860 que es de 7 nm, lo que se traduce en más potencia en menos espacio, consumiendo menos batería y con temperaturas más bajas o en lenguaje simple, es más potente y más eficiente pero, a la vez mucho más capaz con títulos pesados. Esto se complementa con “Game Turbo”, una función de software que permite activar  modos de alto rendimiento, mejoras en la iluminación y “modo no molestar” para enfocarse en jugar y nada más.

 

 

Si a eso le sumamos que, cuando jugamos entra en acción la GPU, que es una Adreno 640 y los 8 núcleos del procesador corren al tiempo, entendemos porque en este “Gama media” los juegos de último nivel corren tan bien. Nada que envidiarle a opciones más caras en el mercado.

 

 

Una última cosa, el sonido,  en serio este celular suena muy duro y además, tiene puerto de 3.5 mm (que se agradece mucho), esto solo mejora la experiencia de juegos, pero además la de consumo de contenidos.

 

Tenemos aún que hablar mucho de este POCO. Estén pendientes.

 

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@andresfesac

Andrés Felipe Sánchez

Fanático de la tecnología, los videojuegos y la fotografía. Publicista por adopción. Nuff Said.