fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Hazel, un conserje para su computador

AWaldraff

Hace un par de días hablaba acerca de como eliminar el papel del escritorio y nombré en ese post una aplicación, Hazel, que se encarga de mantener organizados mis archivos. Algunos lectores me preguntaron acerca de ella, así que hoy quiero hablar un poco acerca de Hazel, un must-have en cualquier Mac.

Hazel es una de esas herramientas que uno instala, configura y olvida completamente. Se trata de un programa que monitorea folderes y directorios y verifica ciertas condiciones (creadas por el usuario) y cuando esas condiciones se cumplen, entonces ejecuta acciones (también definidas por el usuario). De repente es mas fácil explicar lo que hace Hazel con un par de ejemplos. Si por ejemplo recibe fotos a través de su correo electrónico, puede crear una condición para que Hazel verifique los anexos de sus correos, y si encuentra una fotografía, la renombre y la guarde en un directorio de fotografías o la agregue automáticamente a iPhoto. También podría buscar los archivos por su nombre y guardarlos en un directorio especifico manteniendo así su computador siempre en orden. Dado que Hazel soporta Applescript, las posibilidades de automatización son casi ilimitadas.

La curva de aprendizaje de Hazel es algo empinada al inicio, pero una vez uno comprende bien la estructura lógica del programa y sus condiciones, el asunto se vuelve casi trivial. Yo uso Hazel para mantener en orden mis archivos. Como comentaba en el artículo, definí una estructura de nombres para mis archivos, y a partir de ella Hazel se encarga de organizar y poner cada archivo en su lugar correspondiente. Yo ya no me preocupo por organizar nada, todo funciona automáticamente. Pero el valor de Hazel no se limita únicamente a mover archivos. Hazel también puede modificar nombres, abrirlos, cerrarlos, archivarlos o simplemente avisarle que están allí, mediante su integración con Notification Center. Casi cualquier acción que ud. quiera efectuar sobre un archivo es posible de automatizar con Hazel.

Las condiciones son relativamente simples. Hazel puede revisar un archivo y verificar su tipo, revisar las fechas de creación o modificación, comparar su nombre, tamaño o localización. Una vez un archivo cumple con una condición, entonces entran a jugar las acciones. Es posible mover, copiar, renombrar, borrar, marcar, abrir, archivar y hasta correr automator o applescript, sobre el mismo archivo definido en la condición o sobre otro archivo de acuerdo a las condiciones establecidas. Las posibilidades de automatización son casi ilimitadas. 

La licencia de Hazel es un poco costosa, cuesta 25 dólares por máquina. El ahorro en tiempo y el aumento de la productividad pagan este valor rápidamente. Si es de las personas que todo lo graban en el desktop, y luego sufren para encontrar los archivos. Si efectúa acciones repetidas sobre archivos continuamente. Si pierde tiempo revisando folderes compartidos para saber si ya alguna otra persona guardó un archivo que necesita modificar, Hazel puede ser su mejor amigo.