fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Hay un Enemigo Peor que el Alcohol a la Hora de Manejar: Textear

Samir Estefan

Mientras en varios países de la región las autoridades siguen trabajando para generar conciencia y castigar con penas cada vez duras a quienes conducen en estado de embriaguez, el alcohol ha cedido su posición como el mayor causante de muertes en accidentes de tránsito a un enemigo sigiloso, que se ha apoderado de nuestras vidas.

Hoy por hoy, en países como México, mueren más personas en accidentes de tránsito causados por textear más que por cualquier otra causa. Es más, según cifras de la Cruz Roja el 40% de los accidentes de tránsito en el país ocurren porque al menos uno de los involucrados estaba utilizando su dispositivo móvil.

Y es que haga cuentas:

Si usted mira su celular por 3 segundos – el tiempo promedio requerido para leer un mensaje de texto – y usted viaja a 40 km/h, usted recorre 33 metros completamente a ciegas. 

Y si usted quita la mirada de la vía durante 5 segundos – lo mínimo para poder responder a ese mismo mensaje de texto – pero va a 90 km/h su vehículo avanza 90 metros. 

Ahora bien. No estamos hablando sólo de los conductores. El número de accidentes de tránsito en los que se ve involucrado un peatón que venía texteando se ha disparado en los últimos años, desplazando al alcohol a la segunda posición como causa de muertes en accidentes de tránsito. Y no estamos hablando de los jóvenes. Estudios realizados en Estados Unidos demuestran que son más los adultos que textean mientras manejan que los jóvenes. 

Gobiernos de México, Perú y Argentina están tomando la delantera en la realización de campañas de socialización de esta epidemia. Una epidemia que afecta a todos los actores de la movilidad sin importar su posición social, edad o condición dentro del esquema de tránsito. 

Y aunque existen aplicaciones como Live2Txt o DriveSafe.ly que permiten bloquear los mensajes y llamadas entrantes y los nuevos sistemas operativos permiten poner los terminales en modo “No Molestar”, la realidad es que la única solución es adoptar una regla de no testera mientras se maneja. Y ojalá lo haga antes de que sea demasiado tarde.