Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Google trae sus juguetes a Colombia de manera oficial!

Google trae sus juguetes a Colombia de manera oficial!
Felipe Lizcano

Muchos sueñan con tener el hogar automatizado! Para que las labores del hogar prácticamente se hagan con tan sólo pedírselas a un asistente personal por medio de un botón o un comando de voz.

 

 

¿Qué tan cercana y real podría ser dicha visión de un asistente personal?

 

La evolución en materia tecnológica tiende a empujar los limites más allá, por lo mismo, la era en donde los electrodomésticos eran un poco “tontos”, como objetos inanimados que requerían de la interacción humana para encenderse o entrar en acción está llegando a su fin (aunque aún faltan cosas)!

 

Las llamadas “cosas” no van a seguir actuando de manera independiente, estamos en un momento del tiempo en la cual, el usuario, tiene la capacidad de controlarlas de manera remota, por medio de interfaces como aplicaciones o, inclusive, a través de la voz para usarlas en un evento único y rara vez repetibles o a través de complejas rutinas según sea el caso de uso.

 

Más allá de un parlante que responde preguntas, da el clima o lee la agenda del día, es un elemento de todo un ecosistema!

 

 

Así pues, hemos llegado a un punto en donde podemos dejar de hablar de “el internet de cada pequeña cosa por aparte” para pasar a todo un ecosistema lleno de dispositivos que tienen comunicación fluida en dos vías que, generalmente, está comandada por un asistente personal con una interfaz de voz.

 

 

Así las cosas, cada vez estamos más cerca de alcanzar el sueño de hacer más llevaderos ciertos “quehaceres” o procesos que, en el pasado, tocaba hacer de manera “chino-matica” (manualmente) pero ahora, es posible hacerlos por medio de simples comandos de voz.

 

En el caso de Google Home Min y muchos otros de la industria, ya se ven grandes avances al usar los datos como fotos, tiempo, localización, información de contactos, emails, navegación, búsquedas y hasta el parentesco con otros dispositivos (vía WiFi, Bluetooth o la nube), para poder hacer recomendaciones y alertas de la manera más adecuada posible.

 

Finalmente, debo aclarar que la interacción no es perfecta, aún falta mucho contexto, simplificar los alcances de los comandos de voz y reforzar la privacidad pero, definitivamente, creo que vamos por buen camino.