fbpx
subir

Evaluación: AirPods Max

Déjeme comenzar haciendo una advertencia: no hay un producto “más Apple” que los AirPods Max, y eso es clave para que entienda esta evaluación porque es lo que los hace, a la vez, fantásticos y frustrantes.

 

Lo Wow

1 – El Diseño y los Materiales

El diseño es hermoso, diferente y atrevido. Es claro que Apple ha querido, al igual que hizo con los earbuds del iPod original y con los AirPods crear un “fashion statement” y dejarle claro a cualquiera que los vea que estos son los nuevos audífonos de Apple.

La publicidad del iPod original

No se sorprenda, entonces, si en el primer trimestre del 2021 comenzamos a ver clones de los AirPods Max, tal y como pasó cuando Apple lanzó el iPod con sus audífonos blancos y de la noche a la mañana todos los audífonos de todos los dispositivos pasaron de ser negros a blancos, o como lo ocurrido con los AirPods originales, de los que todo el mundo se burló en un comienzo pero que terminó generando una oleada de copycats impresionante.

Olvídese del plástico y del cuero (o imitación de cuero) de algunos audífonos “de diadema” que hay en el mercado.

Los AirPods Max están construidos a partir de una estructura de acero inoxidable recubierta, soportada en una malla transpirable que se conecta a través de unos brazos telescópicos a dos audífonos de aluminio adonizado recubierto con un tejido de malla que no sólo se calienta menos que el cuero sino que hace parte de un intrincado mecanismo acústico que hace que los AirPods Max suenen tan bien.

Los brazos telescópicos funcionan a partir de un sistema de resistencia que, a diferencia de los audífonos de Sony o Bose o los propios Beats con los que han sido comparados los AirPods Max, permiten extenderlos milimétricamente hasta la posición deseada por el usuario.

Los AirPods Max sólo tienen 2 botones: el Digital Crown -que sirve para subir y bajar el volumen, para pausar, continuar, avanzar o retroceder y para activar Siri si es que no tiene Oye Siri encendido- y el botón de control de ruido que sirve para cambiar entre los modelos de Cancelación Activa de Ruido y el Modo Ambiente.

En resumen, un diseño único y unos materiales de primer nivel hacen que los AirPods Max se sientan premium, incluso antes de prenderlos.

2 – Hablemos del Audio

Estoy seguro que personajes como Alejandro Marin (@TheMusicPimp) podrán hacer un mucho mejor review de la calidad de sonido de los AirPods Max (y estoy esperando que lleguen a Colombia porque me encantaría entrevistarlo para complementar este artículo con la opinión de un verdadero experto).

Sin embargo, y como siempre hemos dicho en TECHcetera, la nuestra es la visión (o audición en este caso) de un usuario normal, como ustedes. Un usuario que, en este caso, desde pequeño ha vivido rodeado de música, de sonidos y de equipos que han empujado la música a nuevas fronteras.

Un usuario para quien los audífonos han sido parte de su vida desde que tiene memoria y que desde comienzos de siglo cambió los audífonos de diadema por aquellos de plug, en parte porque los audífonos tradicionales me producen un calor absurdo en las orejas que me molesta (ah Sony, ¿por qué dejaste de producir estas bellezas?).

La verdad es que la malla de los AirPods Max no se calienta, respira y sirve, incluso, como parte de la cámara de sonido que produce cada uno de los de audífonos. Y es super cómoda.

El audio de los AirPods Max es fantástico, aunque seguramente habrá personajes como Innovandres que dirán que alcanzan a escuchar las imperfecciones propias de un formato tan limitado como MP3 y que, por lo tanto, hacen lo mismo estos AirPods Max que audífonos como los Sony WH-1000XM4 o los Bose Noise Cancelling Headphones 700, que cuestan USD 200 menos que los AirPods Max.

Pero la verdad es que Apple ha logrado, a partir de la implementación de su modelo de audio computacional, mejorar muchas de las limitaciones de audio del formato y ofrecer una experiencia balanceada, clara y poderosa en la que los bajos, medios y altos se combinan a la perfección y sin distorsión para generar una experiencia realmente inmersiva, bien sea cuando está escuchando música, oyendo un podcast o viendo una película.

Y es aquí, con la mezcla de la ecualización adaptativa y la cancelación activa de ruido, que uno entiende el poder de los 9 micrófonos y de los 10 núcleos que tiene cada uno de los Chips H1 de los AirPods Max (hay uno en cada audífono) para crear una excelente experiencia de sonido.

Y es que cada audífono analiza el sonido externo, el ajuste y aislamiento de cada almohadilla, y cada nota de la música a reproducir para adaptarla y producir el mejor sonido posible para cada caso específico.

El Modo Ambiente lo saca a uno de su pequeña burbuja y amplifica el sonido ambiente para poder entender lo que ocurre a su alrededor. Todo con un sólo toque.

Pero si quiere entender en realidad el poder los AirPods Max tiene que probar el modelo de audio espacial que ofrecen los dispositivos. Piense en un punto focal -la pantalla de su iPad o iPhone- a la cual se “ancla” el audio de una película para que cuando usted voltee la cabeza el audio no voltee con usted sino que permanezca inmóvil desde el sitio de donde debería venir.

Es alucinante y en muchos casos mejor que lo ofrecido por un teatro en casa 5.1 o 7.1.

3 – La integración con el resto del Ecosistema

Al igual que los AirPods y los AirPods Pro, los AirPods Max contienen un par de Chips H1 con los cuales sólo falta acercarlos a su iPhone para completar el proceso de registro y emparejamiento. No sólo con ese iPhone sino con todos los dispositivos iOS, macOS y tvOS que usted tenga en su cuenta de Apple.

Y al igual que con sus antecesores, ahora usted puede pasar de un dispositivo a otro de forma automática y transparente sin tener que conectar y desconectarlos manualmente. Es tan sencillo, pero poderoso y útil, que uno termina preguntándose “¿cómo es que esto no es estándar en todos los audífonos?”

El Chip, y un sensor que hay en la parte interna de cada audífono, permiten a los AirPods Max detener la reproducción de lo que sea esté sonando cuando usted los retire de sus orejas o los ponga en el cuello.

Y si usted tiene sus AirPods Max puestos y recibe un mensaje vía iMessage Siri puede leérselo y usted puede responderlo dictando su repuesta.

4 – La batería y el Peso

20 horas de uso real por carga. 1.5 horas de autonomía con tan sólo cargarlos 5 minutos. No hay mucho más que decir.

Eso sí, los AirPods Max son pesados: 384.8 gramos. Mucho más que los Bose (249 g), que los Sony (251 g), que los Beoplay H9 de Bang & Olufsen (285 g) y hasta que unos Bowers & Wilkins PX7 (302 g). Y puede que sea yo, que vengo de usar unos AirPods Pro, pero no he podido pasar más de 2 horas usándolos sin tener que descansar un rato.

Dicho eso déjeme hago una aclaración: pesado no quiere decir incómodo. Es extraño como el diseño reparte el peso de una manera interesante y no es sino hasta luego de un buen rato que uno siente la presión en el cuello.

 

Lo Mmmm

1- Comencemos con lo obvio: los AirPods Max tienen un problema de precio. La comparación natural que hacen muchos usuarios es con los Sony 1000XM4 o con los Bose 700. Ambos cuestan USD 200 menos que los AiPods Max y ofrecen características similares.

Pero creo que si uno revisa bien la calidad del sonido se dará cuenta que en realidad la competencia es más con dispositivos de Senheiser de alta fidelidad, que están cerca de los USD 1000 pero que pocas personas conocen.

Así que Apple quiere ofrecer, al mercado masivo, las características de audífonos de USD 1000 a USD 550 pero la gente los quiere comparar con equipos de USD 250.

2- Los AirPods Max no tienen un botón de encender / apagar. Se detienen cuando usted los retira de su oreja y entran en modo de consumo bajo luego de 5 minutos de inactividad. Y si usted los mete dentro del estuche se van un modo de consumo super bajo de energía. El problema es que el estuche es feo y poco practico por lo que no es que uno lo cargue para todas partes y por lo tanto no es posible ponerlos en modo de ahorro de energía fácilmente. En serio, luego de producir estuches tan interesantes y funcionales como los de los AirPods ¿cómo puede Apple fabricar este estuche de los AirPods Max?

3- El tercer Mmmm es uno que no entiendo. En serio. Los AirPods Max vienen con un cable de Lighting a USB C. Igual que los nuevos iPhones. Si usted quiere conectarlos con cable a su computador o a una consola necesita comprar el cable de lightning a 3.5mm, que cuesta USD 35. Pero incluso si ya hizo la inversión y está utilizando ese cable y los audífonos se quedan sin batería, este no les dará poder suficiente para seguir funcionando.

4- No son waterproof. Ni siquiera son resistentes al sudor. Así que hay pensar muy bien en qué escenario los va a usar.

 

Para Quiénes Son

Es claro que los AirPods Max no son para todo el mundo. Si usted no tiene un iPhone, actualizado a la última versión de iOS, se pierde de buena parte de las funcionalidades que ofrece el Chip H1, incluido el setup automático, el audio espacial y la integración con el ecosistema.

Los AirPods Max están hechos para usuarios de Apple. Y para usuarios de Apple que encuentren una razón para comprar audífonos que valen más que un iPhone SE o un XR. O más que un iPad. Y para usuarios de Apple que no se conformen con un AirPods Pro que ofrecen muchas de las funcionalidades de los Max a una fracción del precio.

Conclusiones

¿Se acuerda cuando Apple anunció el Pro Display XDR? Seguramente no porque es un monitor que vale $ 6.000 dólares (más $ 1.000 del Pro Stand) y que pocas personas han visto o utilizado. Pero quienes lo han visto, y lo usan, dicen que no hay nada igual en el mundo. Comparable sí, pero valen $25.000 dólares y aún así se quedan cortos.

Creo que Apple intentó con los AirPods Max hacer algo similar: lanzar unos audífonos de alta fidelidad, comparables con equipos HiDef de $1.000 o $2.000 dólares por una fracción del precio para un mercado más masivo. Mercado en donde tuvieron gran acogida (en Estados Unidos se agotaron en la primera hora y aún siguen backlogged hasta Febrero-Marzo) pero en el que creo los reales compradores son los ultra-fans, que no son tantos.

Creo que se fue demasiado premium y demasiado caro. Y eso me deja una duda: ¿Por qué?

 

Y si….

La respuesta puede estar en el pasado, en el lanzamiento del iPhone X hace unos años. Y si estoy en lo correcto, los AirPods Max no son más que una plataforma de lanzamiento para algo más grande, más importante, que está por venir.

Una manera de probar, de antojar, de mostrar el camino y de ir construyendo la demanda necesaria para que los componentes bajen de precio a un nivel en el que la compañía los pueda usar de forma masiva.

Así, es de esperar que veamos unos AirPods Max SE o unos AirPods Max Air en el futuro cercano. Modelos un poco más accesibles y económicos sin perder lo premium de la marca. Modelos que construyan sobre la tecnología de estos para incrementar, aún más, la participación de mercado y los resultados financieros generados por la división de Wearables, Hogar y Accesorios que creció 21% el año pasado.

Una categoría que muchos creemos es el futuro de la compañía.

El Audio, y en especial el modelo de Audio Espacial que ofrecen los AirPods Pro y los AirPods Max, es la base de una experiencia de realidad virtual y aumentada real, inmersiva y convincente. Sin audio, el VR y el AR no existen. ¿Qué tal si los AirPods Max no son más que el primer paso en el lanzamiento de su plataforma de Realidad Aumentada? ¿Qué tal si entendimos mal y los tan rumorados AirPods Studio no son audífonos sino gafas de Realidad Virtual? ¿Qué tal si los AirPods Max son la base para este nuevo dispositivo?

 

Samir Estefan

Economista de la Universidad de los Andes, MBA de Thunderbird School de Global Management. Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management. Conferencista Internacional especializado en temas asociados con Tecnología, Disrupción Digital, Ciudadanía Digital, Democratización Tecnológica y la 4ta Revolución Industrial. Co-fundador de Softimiza.Co y TECHcetera.Co, Inversionista Angel, Mentor de startups de base tecnológica Más info en: www.SamirEstefan.com