fbpx
subir

Estos influencers no “existen”

Ah, el influencer. Ese personaje que por su experiencia y conocimiento, por la labor que desempeña, por su belleza o, incluso, por el nivel de imbecilidad de sus actos mueve las masas, promueve marcas e influencia al público a adquirir un producto o servicio.

 

Un modelo que nació casi al mismo tiempo que la radio y que la televisión pero que el internet y las redes sociales han llevado a la cima de la pirámide de la publicidad con el “marketing de influencia”.

 

Un negocio que mueve miles de millones de dólares al año y en el que ahora vemos no sólo influenciadores de carne y hueso sino influenciadores virtuales, digitales, creados por computador. Avatares super reales que con su presencia en Instagram, TikTok, Spotify y YouTube son el “Milli Vanilli” de la influencia: una cara linda de un equipo dedicado a la publicidad.

 

No son “reales”, pero su nivel de influencia sí lo es. Y el dinero que mueven, también. Si quiere saber más, lo invito a que haga deep dive con el artículo que Felipe escribió esta semana sobre el tema.

 

 

Samir Estefan

Economista de la Universidad de los Andes, MBA de Thunderbird School de Global Management. Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management. Conferencista Internacional especializado en temas asociados con Tecnología, Disrupción Digital, Ciudadanía Digital, Democratización Tecnológica y la 4ta Revolución Industrial. Co-fundador de Softimiza.Co y TECHcetera.Co, Inversionista Angel, Mentor de startups de base tecnológica Más info en: www.SamirEstefan.com