fbpx
subir

¿Influencers Virtuales? ¿Cómo es eso?

Hace tiempo hablábamos en el podcast acerca de estos personajes de carne y hueso que tienen la capacidad de influenciar (en inglés denominados Influencers) a otros para que consuman un determinado bien o servicio con todo lo que eso implica. Para los que no han escuchado este capitulo, lo mejor es que lo hagan para entender mejor el presente artículo.

 

Si lo quiere escuchar aquí, solo dele clic al player embebido a continuación:+

 

Listen to “4.20 Influenciadores y Transparencia (o mejor, falta de transparencia)” on Spreaker.

 

Existen normas para regular a los influencers que aplican a estos nuevo modelos virtuales pero, aún así, existen grandes preguntas al respecto que seguramente se van a aclarar a lo largo del presente artículo.

 

Comencemos por el principio…

 

Seguramente algunos lectores ajenos a redes sociales como Instagram, TikTok y similares, pueden estar perdidos con el tema y, por lo mismo, me voy remitir a una película del 2002 (si, leyó bien, hace casi 20 años) en la cual un personaje llamado Victor Tolosky, decide crear un avatar virtual para influenciar al mundo de la moda y la publicidad. Durante el desarrollo de la trama de “Simone”, Victor pasa por una serie de situaciones bastante pintorescas para evitar que alguien más descubra que solamente se trata de una creación digital.

 

Con esa idea en mente, ahora veamos lo que está pasando en la actualidad donde las plataformas de Inteligencia Artificial han avanzado lo suficiente como para generar este tipo de avatares aptos para llegar a redes sociales y deleitar a muchos, influenciar a los más jóvenes y aterrorizar a los que aún no entienden la dinámica de los mismos.

 

 

El caso es que, para bien o para mal, están marcando tendencia y han llegado para quedarse. El hiperrealismo de los modelos digitales de los Influencers Virtuales parece estar cautivando a las generaciones más jóvenes que se convierten en sus seguidores al instante.

 

 

Viendo la calidad del producto final, es posible validar que los algoritmos de Aprendizaje de Máquina han hecho un magnifico trabajo al generar poses, movimiento y hasta la sincronización de las voces (cuando aparecen en video) para adaptar el avatar del Influencer Virtual a una situación del mundo real. Más aún, han optimizado los recursos para que el trabajo que antes tomaba días, ahora se pueda hacer en horas o incluso minutos.

 

 

Por la novedad, los Influencers Virtuales atraen no sólo al público joven sino a las marcas que ven en ellos un territorio más seguro y confiable dado que se trata de un producto manejado, elaborado y producido por agencias que saben medir los riesgos. Así las cosas, seguramente no van a ver a un Influencer Virtual enfermo o inmiscuido en un choque, borracho y perdiendo la conciencia (cosas que podría acarrear mala publicidad para los anunciantes).

 

 

Indudablemente, con el fin de ganar tracción y divertir a sus seguidores pueden generar controversias por usar lenguaje inadecuado, tratar de emular situaciones traumáticas o en un caso extremo, al margen de la ley. Hay que recordar que no se trata de personas reales, es sólo el resultado o producto de un equipo de producción que quiere generar algún resultado siguiendo un guión.

 

¿Hay problemas con los Influencers Virtuales?

 

En algunos caso la legislación de ciertos países requieren que se aclare de alguna forma que no se trata de una publicación normal sino de publicidad masiva para una marca pero, en otros casos, por ley deben ser usuarios de un bien o servicio para poder promocionarlo y, es precisamente ahí, donde las cosas se ponen un poco complicadas, dado que, nuevamente, no son personas reales y mucho menos usuarios.

 

¿Podrán los Influencers Virtuales reemplazar a los de carne y hueso?

 

Es posible que, en un futuro cercano, las nuevas generaciones se vean cada vez más atraídas por estos productos de la Inteligencia Artificial (que pueden ser creados emulando la morfología que sea más común para las personas de ciertas regiones, hablar diversos lenguajes y hasta desafiar las leyes de lo real, incluyendo la gravedad y la fatiga) . Ahora bien, en la medida en que la interacción con los mismos pueda ser más asequible para el común de la gente y sus capacidades de respuesta mejoren cada vez más, seguramente, seguirán ganando tracción en las redes sociales.

 

Los Influencers Virtuales tienen presencia, voz y hasta control pero… la capacidad de interacción es limitada!

 

Por ahora, existen grandes limitaciones a nivel de interacción que podrían dejar a los Influencers Virtuales en desventaja frente a los influenciadores de carne y hueso que pueden interactuar y compartir de una manera más natural con sus fanáticos (no bajo el esquema de preguntas y respuestas pre-programadas como se interactúa con un parlante inteligente).

 

 

Felipe Lizcano

Me encanta la comunicación, el diseño, tengo algunos conocimientos en neuromarketing y automatización de procesos (un perfil ecléctico). Se podría decir que todo comenzó con una gran curiosidad acerca de la interacción entre "el ser humano, las tecnologías y el ambiente" captado desde la óptica y la sensibilidad de un usuario principiante!