fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Esta actualización del Apple Watch puede salvarle la vida

Esta actualización del Apple Watch puede salvarle la vida
Samir Estefan

Gran parte de los casos de uso del Apple Watch están centrados en la salud de sus usuarios pero algunas de sus funcionalidades, introducidas ya desde hace un par de años, no están disponibles en todos los países por temas regulatorios.

Ese es el caso del App de ECG y las notificaciones del ritmo cardiaco irregular, cuya implementación requiere de aprobaciones de las entidades de control de salud en cada país. En América Latina, hasta hoy sólo estaban disponibles en Chile y Brasil.

Pero con la llegada de watchOS 7 y iOS 14 (que ya han sido liberadas al público en general) llega una excelente noticia para los usuarios actuales del Apple Watch en Colombia: Apple ha logrado la autorización del Invima para catalogar el reloj como un dispositivo médico de Clase 2 con lo que a partir de hoy los usuarios del Apple Watch pueden tener acceso a ambas funcionalidades.

En conjunto, estas 2 funcionalidades pueden ayudar a los usuarios a identificar signos de fibrilación auricular (AFib) y tomar medidas, bajo la supervisión de sus médicos, para evitar impactos mayores en su salud.

 

Notificaciones de Ritmo Cardíaco Irregular

Si usted tiene un Apple Watch Serie 3, 4, 5 o 6, su dispositivo utilizará el sensor cardíaco óptico que tiene su reloj en la parte posterior para realizar mediciones continuas y esporádicas de su ritmo cardíaco.

Si este detecta un ritmo irregular en 5 controles en un plazo de 65 minutos, el dispositivo le generará una alerta informándole del hecho e indicándole que el mismo puede ser un signo de fibrilación auricular,(AFib), la forma más común de ritmo irregular.

De esta manera usted podrá avisar a su médico quien le ayudará a tomar las medidas y precauciones del caso.

 

Aplicación de ECG

La aplicación ECG permite a los clientes tomar un electrocardiograma directamente desde su muñeca, capturando el ritmo cardíaco en el momento y ayudando a proporcionar datos críticos a los médicos.

Para ello, el Apple Watch (Serie 4, Serie 5 o Serie 6) utiliza los electrodos integrados en el cristal trasero y el Digital Crown (donde el usuario debe poner su dedo), para medir las señales eléctricas en su corazón.

Cada vez que usted tome una medición se almacenará la información, las clasificaciones asociadas y cualquier síntoma anotado en la aplicación Salud del iPhone.

Incluso, si el usuario lo desea, puede compartir un PDF de los resultados, como este, con sus médicos.

Un modelo de salud más proactivo

Nuestro modelo de salud es inviable. Es un modelo reactivo en el cual solo vamos al médico cuando nos sentimos mal o cuando realmente necesitamos atención médica. Es un modelo en el cual cuando el médico necesita hacer exámenes o tomar mediciones lo hace en momentos puntuales, con equipo especializado y en condiciones que no necesariamente representan el día a día de los pacientes.

El secreto del Apple Watch, de estas funcionalidades y de muchos de los relojes inteligentes que hay en el mercado es darle un cambio a ese modelo. Que podamos tener un enfoque más proactivo, que podamos tomar las mediciones cuando necesitemos y no cuando podamos y que nuestros médicos tengan más y mejor información para tomar sus decisiones.

Pero además pueden cambiar también de la manera en que se desarrollan los estudios clínicos.

Piense en un estudio que en vez de estar basado en 1000 o 2000 sujetos pueda contar con la participación de 400.000 usuarios que comparten sus mediciones de manera constante, privada y anónima con los científicos de manera constante durante más de 6 meses. Eso es precisamente lo que Stanford Medicine y Apple lograron el año pasado con el estudio más grande de su tipo jamás realizado, el cual fue denominado como el Apple Heart Study.

¿Qué tan confiable es la información?

La pregunta más importante que surge de la introducción de estos dispositivos y de estas funcionalidades es “¿qué tan confiable es la información que produce el Apple Watch?”. Y aunque es claro que estas no deben reemplazar las mediciones realizadas por un médico, también es claro que son realmente acertadas y que pueden ayudar en la detección de enfermedades como la fibrilación auricular.

El App del ECG estuvo en desarrollo preclínico y clínico por varios años y comparó los resultados obtenidos por el Apple Watch con aquellos realizados por cardiólogos utilizando dispositivos médicos. La aplicación de ECG demostró una sensibilidad del 98,3% en la clasificación de AFib y una especificidad del 99,6% en la clasificación del ritmo sinusal en registros clasificables.

Por su lado, el desarrollo de las notificaciones de ritmo cardíaco irregular incluyó el análisis de más de 1,3 millones de tacogramas (gráfico de tiempo entre latidos cardíacos) en cerca de 3000 usuarios, las cuales fueron comparadas con aquellos obtenidas por un parche de ECG.

De los participantes que usaron el Apple Watch y el parche del ECG al mismo tiempo, casi el 80% recibieron notificaciones de fibrilación auricular en el parche de ECG, y 98% recibieron notificación y se mostraron otras arritmias clínicamente relevantes en el parche de ECG.

Si quiere conocer más sobre el Apple Heart Study y su metodología puede revisar este link.

 

¿Cómo activo las nuevas funcionalidades?

1 – Lo primero que debe tener en cuenta es la compatibilidad de las mismas. Para las notificaciones de ritmo cardíaco irregular debe tener un Apple Watch Serie 3, 4, 5 o 6 y para el app del ECG un Apple Watch Serie 4, 5 o 6.

 

2 – Su iPhone debe estar corriendo iOS14 y su Apple Watch debe estar corriendo watchOS 7.

  • Para actualizar su iPhone vaya a Configuración > General > Actualización de Software y descargar iOS 14.
  • Para actualizar su Apple Watch entre a la aplicación del reloj en su iPhone seleccione General > Actualización de Software y descargue watchOS7.

 

3 – Para configurar las notificaciones vaya a su iPhone e ingrese a la app Salud. Toque la pestaña Explorar > Corazón > Notificaciones de ritmo irregular.

Para configurar la app ECG, abra la app Salud en su iPhone, ingrese a la pestaña Explorar, seleccione Corazón > Electrocardiogramas (ECG) > Configurar la app ECG. Luego abra la aplicación en su reloj y siga las indicaciones que aparecen en pantalla.

 

4 – Para realizar un electrocardiograma

  • Asegúrese que el Apple Watch esté ajustado.
  • Abra la app ECG  en el Apple Watch.
  • Apoye los brazos sobre una mesa o en su regazo.
  • Apoye un dedo de la mano opuesta a la que lleva el reloj sobre la Digital Crown, sin levantarlo (no es necesario que presiones la Digital Crown durante la lectura).
  • Espere. El registro tarda 30 segundos.
  • Cuando el registro finalice, recibirá una clasificación. A continuación, puede tocar la opción para agregar síntomas y, luego, seleccionar síntomas.
  • Toque la opción Guardar para dejar asentados los síntomas y, luego, presione OK.

5 – Para ver y compartir la información de sus electrocardiogramas

  1. Abra la app Salud.
  2. Toque la pestaña Explorar y, luego, toque Corazón > Electrocardiograma (ECG).
  3. Toque el gráfico para obtener el resultado de su ECG.
  4. Seleccione Exportar un archivo PDF para tu médico.
  5. Presione el botón Compartir  para imprimir o compartir el archivo PDF.