Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

En Spotify Tratan de Apagar el Incendio Que Armaron por Laxos

Samir Estefan

Ayer les contamos sobre la nueva política de privacidad de Spotify y de cómo la laxitud en los nuevos términos de uso del servicio de streaming nos preocupaban. Claramente no fuimos los únicos y se armó un incendio que llevó a que el propio CEO de la empresa tuviera que salir a combatirlo. Daniel Ek publicó esta mañana un post en el blog de la compañía titulado “PERDÓN” así, en mayúsculas. 

En él (lo pueden leer aquí) pide excusas en nombre de la compañía por la confusión que han causado con los nuevos términos y acepta que Spotify debió hacer un mejor trabajo en comunicar lo que las nuevas políticas significan para los usuarios y cómo se utilizará (o no) la información que los usuarios DECIDAN (las mayúsculas son mías) compartir. Hago hincapié en decidan  porque en el texto de Ek hay un cambio sustancial de posición con respecto a lo contenido en los términos originales que entraron en vigencia ayer.

Ek asegura que previo a que Spotify tenga acceso a cualquier contenido, la aplicación pedirá el consentimiento y aprobación expresa del usuario, algo que cambia radicalmente las condiciones de uso originalmente planteadas y que es un cambio muy positivo.

“…We will ask for your express permission before accessing any of this data…”

No sólo eso, Ek se compromete a que la información se usará exclusivamente para el propósito de customizar la experiencia de Spotify del usuario (algo que no era tan claro en la política publicada hace unos días). 

“…we will only use it for specific purposes that will allow you to customize your Spotify experience…”

Y a diferencia del “Si no está de acuerdo con los términos de esta Política de Privacidad, por favor no use el Servicio” Ek asegura que el usuario puede no compartir algún tipo específico de información que sin tener que dejar usar el servicio. 

En el post, se mencionan 5 tipos de contenidos y se clarifica su uso, así: 

  • Fotos: Sólo se usarán para personalizar la imagen de perfil del usuario o para crear un “arte personalizado” para listas de reproducción. Spotify no escaneará su smartphone ni importará sus fotos a sus servidores. 
  • Ubicación: La idea es que Spotify pueda mostrarle a los usuarios música que está “pegando” cerca de ellos. Además, el usuario podrá dejar de compartir su ubicación cuando quiera.
  •  Micrófono: La compañía está planeando introducir controles de voz en siguientes versiones y por eso incluyó la provisión de uso del Micrófono. Por ahora, no accederá al mismo sin el permiso del usuario.
  • Contactos: Spotify, ante todo, es una red social y está pensando en permitir a los usuarios encontrar a sus amigos en Spotify por medio de la información de contacto de los mismos que usted tenga.

Es claro que entre el ingeniero que explicó las nuevas funcionalidades y el abogado que escribió la política, (a) no se entendieron y (b) no hay ninguno que haya pensado el tema desde el punto de vista del usuario y de las implicaciones de lo vagas que son las nuevas políticas. Por eso Ek anunció que la Política de Privacidad de la compañía será actualizada en las próximas semanas para reflejar lo expresado en su misiva y ha abierto un correo electrónico ([email protected]) al que los usuarios pueden escribir para expresar su preocupación o para hacer preguntas.