Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

El futuro de la televisión [según lo que hemos visto en CES]

AWaldraff

Si CES es un buen indicador de la dirección que está tomando la industria de la tecnología, es evidente que la televisión es la próxima frontera de la disrupción. Si ud. ha seguido con detenimiento CES durante los años, recordará que el tema principal en televisores era la tecnología (Plasma, LCD, LED OLED, 3D, etc…) y en específico siempre aparecía una competencia por mostrar la pantalla mas grande. Si bien en CES 2012, también se han mostrado estas nuevas tecnologías y también se han visto pantallas mas grandes y brillantes, el tema principal en realidad ha sido el de los televisores inteligentes.

Prácticamente todos los fabricantes están esperando una revolución en el comportamiento de los consumidores. Es evidente ya, que la industria de la televisión se va a enfrentar a una encrucijada similar a la de la prensa escrita. Los contenidos están llegando al televidente a través de nuevos medios y los televidentes, no están dispuestos a pagar por recibir una programación que no les interesa o que no pueden ver. En términos prácticos estamos hablando de no tener que pagar por 150 canales de los cuales solo vemos 2 o 3, y por 24 horas de programación cuando solo nos sentamos por 1 o 2 horas al día frente a la pantalla, para además descubrir que a la hora que nos sentamos frente al televisor no están dando el programa que queremos ver.

Desde la aparición del servicio de televisión, los productores y programadores han ejercido un fuerte control sobre los contenidos y como estos llegan a los consumidores. El modelo esta fundamentado en poder segmentar a la audiencia para poder ofrecer a los anunciantes (quienes traen el dinero) audiencias muy especificas que facilitan el target comercial. Todo esto, en contra del interés y la conveniencia del consumidor. Eventualmente, el modelo de negocio sufrió alguna disrupción con la llegada de las videograbadoras, que permitieron al usuario hacer time-shifting, es decir que se permitió al televidente ver los programas cuando el quería y no cuando estaban siendo programados. Sin embargo el control sobre el contenido y su distribución sigue estando en manos del programador.

En el entretanto, el costo de la tecnología bajó radicalmente y la capacidad de procesamiento del computador casero explotó, al punto de darle a los consumidores la oportunidad de producir su propio contenido. Era cuestión de tiempo para que la calidad de estos contenidos fuera lo suficientemente buena, como para convertirse en una alternativa a la programación tradicional. Este fenómeno fue ayudado por un deterioro de la calidad de los contenidos. Al igual que en el proceso de deterioro de la prensa escrita, la inversión en innovación y creatividad entre los programadores (y editores en el caso de la prensa escrita), se redujo para aumentar la rentabilidad del negocio.

El resultado de este fenómeno, fue un movimiento de contenidos hacia la red. Y la pantalla del televisor, ha venido siendo reemplazada rápidamente por la pantalla del computador, tablet o smartphone, con una ventaja crítica adicional, las nuevas pantallas permiten la interacción con el usuario. El problema sigue siendo la conveniencia y comodidad para el usuario, esa pantalla gigante podría hacer muchísimo mas que mostrar la programación tradicional, que es mediocre en 3D, Plasma, OLED, LCD o LED, sin importar el tamaño de la pantalla. Los usuarios le han dejado saber a la industria que quieren acceder a los nuevos contenidos, que quieren interactuar con los contenidos (cuantos de ustedes ven televisión con su smartphone, laptop o tablet al lado?). La respuesta temprana son los televisores inteligentes, junto con los ultrabooks la gran tendencia de este CES 2012.

En el ultimo año todos los fabricantes han incluido de una manera u otra conectividad a internet en sus televisores. Una restricción evidente es la manera de interactuar con nuestra nueva pantalla. El control remoto tradicional era práctico para cambiar de canales pero no para leer y enviar información. Mientras se resuelve este problema, vemos algunas maneras novedosas de interactuar con el Tv, como Kinect, para dar solo un ejemplo. La pelea es de pesos pesados. Google lanzó la segunda versión de su Google Tv que fue duramente criticado en su primera versión. Samsung y LG vienen incluyendo aplicaciones en sus televisores desde hace tiempo. Microsoft, Nintendo, Sony, Hulu, SlingMedia, Roku, Boxee, son todos jugadores en este espacio. Apple había pegado primero con un producto que no sonó mucho entre los usuarios, el apple TV, que fue descrito como un hobby por el mismo Steve Jobs, y que en su segunda generación incluye ya una interacción interesante con los dispositivos de iOS que podría ser la mejor aproximación al uso hasta ahora. Desde luego ya se rumora un televisor de apple con una forma novedosa de interacción (Siri tal vez?)

Cualquiera que sea el rumbo que va a tomar la tecnología, sabemos que el ganador va a ser el consumidor y que los productores y programadores tradicionales van a dar la pelea. Yo mientras estaré en mi sofá tratando de encontrar cómo ver el desarrollo de esta pelea desde mi televisor inteligente.