fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Ecosistema según SAMSUNG

El Ecosistema según SAMSUNG
Andrés Felipe Sánchez

Cuando hablamos de un ecosistema nos referimos a un conjunto de elementos, que en conjunto, son mucho más que la suma de sus partes.

 

La idea es que, no sólo cada parte de este cumpla una función; sino que la relaciones entre estos sean parte importante de una ecuación que entregue el máximo valor posible a sus usuarios.

 

¿Será que hay un ecosistema de Samsung?

 

En el mundo tecnológico se ha venido hablando desde hace mucho tiempo de ecosistemas. IBM con su arquitectura PC, fue quizás la primera propuesta. De ahí en adelante Microsoft, SONY e, incluso, NINTENDO han podido hablar de un ecosistema en un momento dado; sin embargo, actualmente es Apple la que quizás más se ha apoderado del concepto y en la mente de muchas personas, la que mejor lo hace.

 

No obstante, no dejemos de lado que, la marca líder a nivel global en electrónica de consumo es SAMSUNG y que su propuesta se expande mucho más allá de lo que podemos guardar en nuestro bolsillo, así que cabe la pregunta ¿existe también un ecosistema Samsung?

 

Hasta los accesorios están pensados para destacar con la marca.

 

Un ecosistema Global

 

En una palabra, Sí, existe una propuesta de ecosistema Samsung; sin embargo, los retos que enfrenta la marca surcoreana son muy distintos a su contraparte de la manzana.

 

Para comenzar el ecosistema de Samsung es mucho más amplio, diverso y complejo que el de casi cualquier otra marca. Hacer que un smartwatch hable con un Smartphone es relativamente simple pero, que además, se conecte con ¿una nevera, una lavadora, una barra de sonido y el televisor? bueno eso ya es otro asunto.

 

Muchos idiomas, muchas formas de conectarse.

 

Apple se enfocó en una propuesta de plataforma cerrada en la que es dueña del software y el hardware y eso está bien, les funciona de maravilla. Sin embargo, Samsung asume el reto de otra manera, pues cada dispositivo debe funcionar por sí solo sin importar si la persona tiene o no otro dispositivo de la marca cerca.

 

Así, por ejemplo, alguien con un Huawei puede usar sin problemas los Galaxy Buds,  alguien con un Smartphone LG o incluso un iPhone puede enlazar  su Galaxy Active 2 y el ó la  dueña de un TV Sony pueden conectar una barra de sonido sin problema alguno. Así tenemos, productos que tienen sus méritos propios y que dan libertad de decisión de compra al usuario.

 

Hechos por Samsung, brillan en cualquier dispositivo…

 

Si quieren saber un poco más de cómo se conectan todos los dispositivos de un hogar, pueden hacerlo acá, donde hablamos de Smart Things.

 

 

Todos Para y uno para todos…

 

¿Eso quiere decir que no hay mérito en tener los dispositivos de la misma marca? Claro que sí lo hay! Pues cuando se combinan por ejemplo el Active 2, el S10 y los Buds, se tiene una plataforma de entretenimiento que se conecta sin problemas, se sincroniza y convierte al Smartphone en un centro de control. Así, por ejemplo, las opciones de ecualización de sonido y control dinámico que se obtiene en los buds, es de las más variadas del mercado a la vez que las caratulas o apps del Active 2 se cuentan por miles.  No olvidemos que, cualquiera de estos dos accesorios pueden cargarse con el Galaxy S10 o El Note 10.

 

El nuevo miembro de la familia. El Galaxy Active 2.

 

La marca hace que la conectividad y servicios sean transparentes y, prácticamente, invisibles para el usuario. Con el Active 2 por ejemplo, no hay que escánear un código, ni nada y las claves de toda app, como Spotify o Uber se transfieren inmediatamente. La pantalla del reloj funciona también como un visualizador de la cámara del Galaxy, de igual manera como el control remoto de una cámara profesional, o el reloj de Ethan Hunt en la primera película de Misión Imposible, (es genial ver como la tecnología alcanza a la ficción).

 

La carga inalámbrica puede recibirla de un Galaxy S10 o de un Note 10.

 

Los Galaxy  Buds se conectan con abrir la caja y se desconectan con cerrarla una vez que los audífonos están adentro, además, son capaces de conectarse con el Active  2 sin problema en caso de querer evitar el teléfono para escuchar música por ejemplo o recibir llamadas (en su versión 4G LTE), pero estos van más allá y pueden conectarse con un Smart TV sin problemas o, incluso, recibir alarmas de la nevera en caso de tener poca comida.

 

Con un ecosistema tan amplio hay que pensar hasta en el cargador portátil adecuado.

 

Como ven, el ecosistema de Samsung enfrenta una serie de retos muy distintos a los de otras marcas. Es simplemente otra forma de acercarse a mundo conectado, que habla muchos idiomas, que se vive en todos los equipos electrónicos en una casa pero, sobre todo, que están ahí para hacer nuestra vida más sencilla.

 

Una misma plataforma para unirlos a todos.

 

Pronto hablaremos del Active 2 y de los Galaxy Buds, porque con estos dos dispositivos aún hay muchas historias por contar.

 

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres