Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Dígale Adiós a las Llaves

Samir Estefan

La promesa fundamental del Internet de las Cosas es conectar a internet esos millones de dispositivos, sensores y objetos que hoy viven sólo en el mundo real, el mundo de ladrillo, volviéndolos inteligentes. Uno de los segmentos en los que esta tendencia de conectividad me parece que puede tener más aplicaciones de uso diario es el hogar. 

La conectividad ofrecida por tecnologías como el BlueTooth 4.0 y el Wifi nos permitirá dentro de poco eliminar elementos que hemos venido desde hace siglos, como las llaves. 
 
Ya lo hemos visto en los vehículos; las llaves están muriendo. Desde hace más de una década la mayoría de los vehículos se abre con un control remoto, no con la llave. Desde hace varios años los nuevos modelos se prenden con oprimir un botón, no con una llave. Y desde uno o dos años ya es posible desbloquear y encender ciertas funciones del vehículo (como la calefacción) desde un App en el smartphone. 
 
Pues bien, parece que ahora es el turno para las puertas de casa y oficinas. Durante el año hemos visto varios proyectos que comenzarán a reemplazar las llaves tradicionales con nuestros smarthpones (y de pronto en el futuro con tatuajes o píldoras-password, como les contamos la semana pasada). 
 
Acá les contamos sobre las alternativas que más nos han llamado la atención y que hemos visto en demos (todos deben estar disponibles comercialmente antes de final de año). Los 3 hacen básicamente lo mismo: permiten abrir y cerrar puertas vía un smartphone, desde donde sea, cuando sea y de forma segura y automática. Los 3 sistemas permiten la asignación de “llaves virtuales” que pueden usar los invitados autorizados y además los 3 notifican al administrador cuando la puerta se abre. Todos utilizan encriptación de 128 bits y permiten la revocación de permisos de manera instantánea. En qué se diferencian? Acá están los detalles:
 
 
El más sencillo de los sistemas que hemos visto y el que más cerca está de llegar al mercado. Más de 14mil personas han reservado su Lockitron, un sistema que se sobrepone la chapa tradicional con un mecanismo operado por baterías que se conecta al internet de su casa u oficina y que puede ser controlado remotamente.
 

Lockitron parece ser la solución perfecta para dormitorios o alcobas que no tienen chapas sofisticadas, dado su diseño.  
 
Goji es un proyecto soportado por IndieGoGo, el cual comenzará los despachos de smart lock en Diciembre de este año. El sistema incorpora un par de features adicionales que pueden ser interesantes, como la toma de una fotografía cada vez que la cerradura se abre y un soporte 7/24 vía telefónica para eventos en los que el dispositivo falle o se nos pierda el celular “maestro”.
 
Además del acceso vía smartphones, Goji permite el uso de “Fobs”, perfecto para darle acceso a un niño, por ejemplo. Los permisos de los Fobs, al igual que los de los smartphones, pueden ser revokados en cualquier momento.
 

Es tal vez la más refinada de las soluciones que estamos mirando, pero el hecho de tener que comunicarse por teléfono con un call center para desactivar el celular “maestro” podría complicar su uso por fuera de Estados Unidos.
 
Por último, el August Smartlock. Su diseño es serio y sobrio y su instalación es relativamente sencilla. Se pueden controlar los accesos vía internet o un App y genera notificaciones cada vez que el dispositivo se abre o cierra. La opción de Auto-Desbloquear permite que la chapa se abra cuando el usuario se acerca, sin necesidad si quiera de sacar el smartphone (algo que sería súper útil si un llega con las manos llenas).
 

Los 3 sistemas funcionan a base de pilas y sus fabricantes aseguran que las mismas duran en promedio 1 año y cuando su nivel esté bajo el administrador de la chapa recibirá un mensaje indicando la necesidad de cambiarlas. Además, los 3 sistemas permiten ser abiertos con una llave tradicional, por si acaso. 

Que opinan? Cambiarán sus llaves tradicionales por un sistema como este? Déjennos sus comentario! A lo mejor nos animanos a regalar uno de navidad.