Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


¡Cuidado con su ADN! No lo deje por doquier

Cuidado con su ADN | TECHcetera
Felipe Lizcano
  • El 6 febrero, 2019
  • Diseñador, especialista en gerencia de diseño, con conocimientos en neuro-marketing y automatización de procesos. Aficionado a investigar sobre el impacto de la “usabilidad” en la interacción entre el ser humano, las tecnologías y el ambiente. Dividido entre: el mundo corporativo y el de la comunicación.

En TECHcetera ya hemos hablado en diversas ocasiones sobre la importancia de evitar revelar más información de la que es necesaria, tener cuidado con la basura y, sobre todo, no “dar papaya” (expresión colombiana que significa dar innecesariamente la oportunidad para que suceda algo) para que un ladrón realice la suplantación y/o reproducción de la totalidad o una parte de su ser!.

Puede que, para muchos, esto suene exagerado pero, ya existen varios ejemplos acerca del tema y, tal como lo decía Samir en uno de sus artículos del año pasado:

Rastreo de personas por ADN
Seguimiento por medio del ADN

Entre la década de los 70 y la de los 80 el “Asesino de Golden State” mató al menos a 12 personas y violó al menos a 50 mujeres en Estados Unidos.

Los crímenes nunca fueron resueltos y el asesino hasta ahora no ha sido capturado.

30 decadas después, investigadores del departamentos de policía de “Sacramento” County decidieron comparar el ADN encontrado en algunas de las escenas de los crímenes con aquellos contenidos en un popular servicio de genealogía que recoge muestras de ADN de sus clientes para crear perfiles genéticos y arboles de descendencia.

Las muestras recogidas mostraron coincidencia con los de un usuario del sitio, al que los investigadores comenzaron a seguir.

Fue así que dieron con el paradero de “Joseph James DeAngelo”, familiar de la persona, quien cumplía con las características físicas entregadas por los testigos de la época.

Luego de seguirle por algunas semanas, los policías recogieron algunas muestras de su ADN que este había descartado y las compararon con aquellas de las escenas de los crímenes, encontrando un match perfecto.

2 crímenes, 2 soluciones bien techies. La primera cayó gracias al uso de un wearable que mide, entre otros, los signos vitales y el segundo cayó por el interés de uno de sus familiares de conocer su pasado.

Ahora bien, podemos remitirnos algunos años más atrás al caso del artista Heather Dewey-Hagborg que, en su proyecto “Stranger Visions” usó las trazas fisiológicas que muchos iban dejando por ahí, tal como es el caso de: colillas de cigarrillo, chicle masticado (goma de mascar usada) y, hasta vasos desechables con saliva para mostrarle al mundo que: con una pizca de ADN, es posible reproducir los rasgos de su propietarios. 

Así pues, muchos investigadores pueden encontrar sospechosos en una escena del crimen pero, también, se puede llegar a usar el ADN en una diversidad de casos de uso (muy comerciales). Sólo hay que imaginar lo que podrían hacer:

  • Las compañías de seguros que tengan a la mano toda la información sobre la traza genética de una persona y su familia (con ese historial) podrían, simplemente, manipular los precios o cancelar el seguro de cualquiera que tenga una salud poco rentable! Porque, a la final, no mucho se puede hacer para cambiar la herencia genética de un individuo.
  • Los servicios de reclutamiento, al mejor estilo de la Gattaca (la película), podrían determinar: ¿A quién contratar o rechazar? Todo, con tan sólo un poco de su ADN. 

  • Los servicios de salud, podrían tratar a algunas familias como “parias”, excluyéndolas o limitando la cobertura.
  • Las autoridades, podrían ejercer un seguimiento cercano a todo aquel que hayan tenido uno o varios antepasados “un poco díscolos”.

Sin lugar a dudas, existen más ejemplos sobre el impacto de la información genética en el futuro cercano. Por consiguiente, vale la pena revisar muy bien los términos y condiciones bajo las cuales cualquiera podría estar revelando su carga genética a cambio de una supuesta prueba “gratuita” de ADN.

Nada es gratis en esta vida!

Al fin de cuentas, si en este momento, a cualquiera le clonan la tarjeta de crédito o acceden a una determinada cuenta bancaria, es relativamente fácil cambiar de banco pero, vale la pena recapacitar sobre lo siguiente:

Si clonan su ADN ¿Qué tan fácil sería cambiarlo?