Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

¿Para que conectar la licuadora a internet?

¿Para que conectar la licuadora a internet?
AWaldraff

Cuando hablamos del futuro de la tecnología hay 2 temas que consumen cualquier discusión. El primero es la inteligencia artificial. Los computadores están aprendiendo sobre nosotros y a pesar de las visiones apocalípticas de algunos, mi percepción es que lo único que vamos a recibir es mayor conveniencia y comodidad. El segundo tema es el del internet de las cosas. Cada vez hay mas aparatos que se conectan a internet. ¿Tiene eso sentido?

La gran ventaja de que los aparatos se conecten a internet es que pueden ser controlados de manera remota. Adicionalmente podemos dotarlos de “inteligencia limitada” con simples flujos de trabajo descritos como “si pasa esto, haga esto”. Por ejemplo: si son las 10 de la noche apague las luces de la casa. Hay un número importante de aparatos de cuya conectividad no tengo duda. Hablo de luces, cortinas, termostatos, cerraduras, televisores, equipos de sonido, etc…

Pero hay otros con los cuales quedo perplejo. A pesar de los intentos de los fabricantes por explicar los beneficios, no me convenzo de querer una nevera, una cafetera o una licuadora conectadas a internet. Obviamente estos aparatos pueden beneficiarse de alguna inteligencia. Por ejemplo que la cafetera prepare un café a la hora del desayuno. Pero no creo que sea necesario conectarla a internet para que haga eso.

No obstante, si podría existir un beneficio indirecto de conectar aparatos absurdos a internet. Las máquinas conectadas son en realidad sensores. Una cafetera conectada, sabe con que frecuencia tomamos café y posiblemente de que marca nos gusta tomarlo. Si la alacena y la nevera también están conectadas, pues algún servicio de inteligencia artificial podrá automatizar nuestra lista de compras al supermercado. Ese sería un servicio muy conveniente para los usuarios.

Sigo con escepticismo, pero con mucho interés, los avances en estos dos campos. Como siempre, para mi la conveniencia vence a la privacidad. Pero también entiendo que no todos se sientan igual a mi.