fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

No me cabe duda: la Inteligencia Artificial será nuestro fin (y es nuestra culpa)

No me cabe duda: la Inteligencia Artificial será nuestro fin (y es nuestra culpa)
Samir Estefan

Si usted ha puesto atención a lo que está ocurriendo en el mundo tecnológico desde el año pasado verá que hay 2 focos bien marcados: 1) la realidad virtual / realidad aumentada (ya Microsoft está hablando de Holo-Transportación) y 2) la inteligencia artificial. Y de esta es de la que quiero hablar el día de hoy, pues los sucesos de la semana pasada me convencieron – sin duda alguna – que la Inteligencia Artificial será el fin de la raza humana tal y como la conocemos. 

En los últimos meses hemos visto grandes avances en materia de inteligencia artificial, derivados de algo que se conoce como “aprendizaje profundo” (deep learning); un método que imita el proceso de aprendizaje de los seres vivientes en las máquinas y que, en vez de programarle sus reacciones y secuencias de funcionamiento como se ha hecho hasta ahora, las lleva a “aprender” de sus interacciones con el contenido que se les alimenta.  

“Yo estoy en el campamento de quienes están preocupados por la inteligencia artificial. Inicialmente, las máquinas harán un montón de trabajo para nosotros y no serán súper inteligente. Eso debería ser positivo si lo gestionamos bien. Unas décadas después de eso, sin embargo, la inteligencia será lo suficientemente fuerte como para ser una preocupación.” – Bill Gates

Google, Facebook, Apple, Microsoft y decenas de otras compañías están trabajando en el tema de inteligencia artificial con diferentes enfoques. Mientras que M, el asistente personal de Facebook Messenger, ha demostrado ser mucho más capaz que Siri o Cortana bots como AlpaGo (de Google) ha logrado una hazaña súper importante: ganarle al campeón mundial de Go en un campeonato de 5 partidas. Así como estos, ha habido varias noticias que demuestran los avances – exponenciales – que el deep learning está generando en el mundo. 

Hasta la semana pasada.

“Creo que hay que ser muy cuidadoso acerca de la inteligencia artificial. Si tuviera que adivinar cuál es nuestra mayor amenaza existencial, es probablemente esta. Así que tenemos que tener mucho cuidado. Estoy cada vez más inclinado a pensar que debe haber una cierta supervisión reglamentaria, tal vez a nivel nacional e internacional, sólo para asegurarse de que no hacemos algo muy tonto.” – Elon Musk

Por si no supo Microsoft “activó” un bot de Inteligencia Artificial (un bot es un robot sin cuerpo) llamado Tay como parte de un ejercicio de aprendizaje que hacía parte de su proceso de maduración. La idea era “experimentar con e investigar sobre la comprensión de las conversaciones” permitiendo a Tay aprender de sus conversaciones y volverse progresivamente “más inteligente” gracias a dicho input. 

“El desarrollo de la inteligencia artificial completo podría significar el fin de la raza humana. Despegará por sí misma y se re-diseñará a un ritmo cada vez mayor. Los seres humanos, que estamos limitados por una evolución biológica lento, no podremos competir, y seremos reemplazados.” – Stephen Hawking

Tay, quien había venido aprendiendo y “creciendo” en ambientes controlados fue “introducida” al mundo real por medio de Twitter. La idea era que el bot interactuara con personas entre los 18 y 24 años, aprendiera de esas interacciones y madurara. El resultado? Un desastre!

En menos de 24 horas Microsoft no tuvo otra opción que terminar con la “vida” de Tay

En menos de 24 horas Tay se convirtió en racista, amante de Hitler y de Donald Trump y expresó sentimientos antisemitas y denigrantes encontra de personas de color (como el Presidente Obama), inmigrantes y demás. Sus twits fueron tornándose cada vez más oscuros y denigrantes. Aquí hay algunos: 

La verdad es que el comportamiento de Tay fue el resultado de la explotación de sus algoritmos por parte de un grupo malintencionado de personas. Sin embargo, el tema llegó a tal punto que Microsoft no tuvo otro remedio más que “terminarla” y emitir un comunicado pidiendo perdón por lo sucedido.

“Estoy de acuerdo en que el futuro es aterrador y muy malo para los humanos. Si construimos estos dispositivos para cuidar de todo por nosotros, con el tiempo van a pensar más rápido que nosotros y van a deshacerse de los seres humanos lentos para ejecutar las empresas de manera más eficiente. ¿Vamos a ser los dioses? ¿Seremos las mascotas de la familia? ¿O vamos a ser hormigas que termina aplastadas? No lo sé.” – Steve Wozniak

Y es aquí donde mis sentimientos se unieron a Gates, Musk, Hawking, Wozniak y decenas de otros líderes tecnológicos en cuanto a la preocupación de lo que será nuestro futuro una vez uno de estos “seres” tome conciencia. Veo 2 opciones: uno en el que un AI entrenado por este mismo grupo de personas (o cualquier otro grupo radical) tomará tanto poder que comenzará una guerra en contra de a quienes considera como sus “enemigos” o, dos, uno en el que ese mismo ser se dará cuenta de lo brutos que somos como especie y de cómo somos su única amenaza (pues al igual que con Tay podemos terminar con su existencia con sólo desconectar el servidor donde esté almacenada su “conciencia”) y tome “acciones preventivas”. 

No lo sé. Espero estar equivocado. Espero que seamos más inteligentes que quienes corrompieron a Tay o que quienes quieren crear el Skynet que películas como Terminator nos ha mostrado pueden ser nuestro final.