Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Bye, Bye, Google+, la red social que nunca pudimos entender

AWaldraff

La semana pasada Vic Gundotra anunció su salida de Google. Para quienes no lo conocen, Gundotra fue el encargado y responsable de crear la red social Google+. No es claro si su salida se debe al evidente fracaso de Google+ o a alguna otra razón personal. Cualquiera de los escenarios indica que Google va a aceptar finalmente su derrota en ese espacio y a moverse hacia adelante con alguna otra iniciativa.

El potencial de Google+

Aunque casi nadie lo utiliza, Google+ puede ser tranquilamente la segunda red social mas grande del mundo. Si tiene una cuenta de Google, sea Gmail, Drive o Calendar, sus productos mas populares, está inscrito en Google+.

Tal vez buscando diferenciarse de su principal competidor, Facebook, Google posicionó a Google+ como la capa social de sus muy populares servicios de consumo. Mirando Google+ con un poco de detenimiento, se dará cuenta que se parece muchísimo a Facebook. Para mi gusto fue esa falta de identidad la que no la dejó despegar. Ni era red social, ni eran servicios. Como diría una antigua jefe mía: Ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario.

El potencial de Google+ era (y sigue siendo gigantesco). Para muchos la nube famosa de la cual hablamos tanto son en realidad los servicios de Google. Google tiene la plataforma de correo electrónico mas grande del mundo. Sabe además que contienen nuestros correos. Google conoce perfectamente nuestras agendas, Google Calendar es la aplicación de calendario mas usada en el planeta. Google guarda nuestras fotos en Picasa. Google sabe que buscamos, y que necesitamos. Y, por si todo esto fuera poco, Google se está posicionando como el principal repositorio de nuestra propia información en la nube.

Todos los componentes de la red social perfecta están en Google. Pero su red social no pegó. ¿Cual fue el problema?

Muy pocos creamos el tejido de conexiones

El éxito de una red social está dado en la cantidad y la calidad de la información que corre por ella. En ocasiones anteriores he argumentado que Facebook está en problemas. Lo sigo sosteniendo. Facebook tiene problemas con la manera como presenta a sus usuarios la información que por allí fluye. Google no tiene ese problema. De hecho me atrevo a argumentar que justo eso es lo que Google tiene dominado. Pero muy pocos compartieron/compartimos información en Google+.

Y como no había información allí, no nos conectamos los unos con los otros. Y se creó un espiral negativo, pues entre menos conexiones hay, menos información hay, y por ende hay menos razón para conectarse. Pero la información relevante e interesante estaba siempre allí. En nuestros correos, en nuestros calendarios, en nuestras fotografías, en nuestros archivos y sobre todo, en nuestras búsquedas. Google no logro convencernos de compartirla en su “capa social”

Google obviamente niega que su red social vaya a desaparecer.  No obstante, las señales son inequívocas. Algunos desarrolladores han empezado a encontrar algunas pistas en los sistemas de sign-on externo que provee Google. Yo por mi parte no le doy mas de un año de vida a Google+