fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Bixby… ¿en peligro?

Bixby… ¿en peligro?
Samir Estefan

Reportes de Bloomberg y Reuters aseguran que el futuro de Bixby está en la cuerda floja. 

Y no porque no sea bueno sino porque Google ha incrementado su interés (y su presión) en que Samsung le de protagonismo, relevancia y mayor alcance a Google Assistant en sus dispositivos, mucho más del que le da a su asistente propio. 

Y hace sentido. Digo, si usted es Google. 

En el mercado de asistentes virtuales hay 3 jugadores grandes: Alexa, Google Assistant y Siri. 

En los dispositivos de Amazon, Alexa no tiene competencia y la compañía está enloquecida asegurando que Alexa salga de la casa. En los dispositivos de Apple, Siri no tiene competencia (aunque usted puede instalar el App de Alexa y el de Google Assistant, pero la integración con el sistema no es la misma) y todo parece indicar que en esta segunda mitad del año veremos un empuje grande de Apple hacia HomeKit y Siri.

Pero en el mundo Android, donde uno esperaría que Google Assistant fuera el rey absoluto, los OEMs han comenzado a darle un espacio privilegiado a sus asistentes propios desplazando, en muchos casos, al asistente de Google.

Mire el caso de Samsung: es el OEM de Android más grande del mundo (y es el fabricante de smartphones #1 del planeta). Al año vende cerca de 300 millones de smartphones pero muchos de tienen un botón dedicado a Bixby. Un botón que facilita la interacción con Bixby y que afecta el uso de Google Assistant en los dispositivos.

Google quiere más control, más acceso, más visibilidad y predominancia.

 

El mundo está cambiando

Nuestros hábitos están cambiando. Así como de la noche a la mañana durante la década pasada se popularizaron los dispositivos móviles y las pantallas touch, ahora nos estamos moviendo a un nuevo modelo de interacción con nuestros dispositivos y de búsqueda de información. Un modelo basado en la voz. Un modelo en el que si Google Assistant es saltado por otras opciones más “nativas”, Google verá un impacto “en cadena” para varias de sus líneas de negocio. 

Mire estas estadísticas: 

  • Según el propio Google, el 27% de los usuarios de dispositivos móviles buscan información utilizando comandos de voz.
  • Comscore es un poco más agresivo y dice que el 50% de los dueños de smartphones en el mundo han usado el modelo de voice-search para buscar información en sus dispositivos.
  • 1/3 de la población norteamericana usa asistentes digitales al menos una vez por mes, según Comscore.
  • El 62% de los usuarios habituales de parlantes inteligente hacen al menos una compra usando comandos de voz.
  • Y de acuerdo con Adobe Analytics, las tareas más comúnmente completadas con comandos de voz son poner música (70%), validar las condiciones climáticas (64%), responder preguntas (53%), búsquedas en línea (47%), noticias (43%) y pedir direcciones (34%).

¿Si el negocio de Google está fundamentado en saber cuáles son sus intereses, para poder ofrecerle publicidad que sea interesante para usted, puede calcular el impacto de perder todo este tráfico? Si con cada búsqueda que usted hace Google perfecciona su perfil como consumidor y por ende su producto (usted es el producto) y de la noche a la mañana los usuarios dejan de ir a google.com y ahora le preguntan todo a Alexa, a Siri y a Bixby, sabe el impacto económico que puede haber para la compañía?

Por eso es que la compañía ha estado cortejando agresivamente a Samsung ofreciéndole mejores condiciones comerciales para que se promocionen y utilicen más activamente los servicios de Google a costa de los servicios propios de Samsung.

No hay nada firmado ni acordado, por lo que no tenemos más remedio que esperar y ver si el acuerdo se materializa y las condiciones del mismo.