fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Big Data: Un método para enfrentarse a los datos y verlos después (y entenderlos claro)

Catalina Valenzuela

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, dicen también que tratar de justificar todo con datos no es muy “ético” , dicen y dicen pero la verdad es que los datos son cada vez son más y cada vez son más necesarios. Además dar argumentos sin datos dejan las ideas en el campo de la especulación o de la poesía. Los datos no necesariamente son números pero la mayoría de la veces si. 

Hay personas que hablan de números y números y mencionan números y uno no entiende. Uno, me refiero a la audiencia en general y en particular. Me formé como economista hace años y todavía hoy me dan algo de trabajo, esos análisis con datos pero sin comparaciones, esos datos que quieren decir mucho y al final no dicen nada.  

En ese orden de ideas, si uno quiere que los datos sean menos “áridos” se pueden usar aplicativos que ayudan a que la audiencia entienda los datos, se lleve una cifra que le ayude a entender, a tomar una decisión informada. Escribí sobre que hacer con los datos acá. Si usted no es un “geek” de datos” tal vez necesite un método para poder volver esos datos, una imagen, una historia. Y hay que empezar por el principio. En este blog, que precisamente le ayuda a los profesionales de la educación a usar mejor los datos, explican con un lenguaje simple y  y claro como volver los datos relevantes:

  1. Identificar: distintas fuentes de información con datos que se relacionen: demografía y logros académicos.
  2. Especular: Use sus conocimientos previos y los de su equipo incluidos sus clientes; y apoye su especulación en los datos que tiene (y en los que le pueden hacer falta)
  3. Discutir que es lo que se quiere mostrar con los datos: una tendencia, una comparación, una participación. Le recomiendo este cuadro si necesita ideas.
  4. Usar alguna de estas aplicaciones para visualizar los datos o gráficas tradicionales (histogramas, tortas etc) O una mezcla de ambas
  5. Comparar las predicciones con las visualizaciones: ¿Se confirman? No se confirman? Argumente y discuta (y piense que como el papel, los datos aguantan todo)
  6.  Continuar la discusión: valide sus argumentos con más datos y con más personas. Me parece que puedo casi que afirmar que a mayor complejidad de los datos en términos de variables y cantidad, mayor conocimiento se necesita para poder predecir.

“Los datos no muerden” pero si asustan como los perros que ladran y no muerden. Así que a lanzarse al agua. Con estos pasos y las herramientas sugeridas podrá usar sus datos de una manera más accesible para su audiencia y quien quita a lo mejor y hasta su departamento recibe más presupuesto en 2013.