Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Apple Destruyó la Economía de Finlandia

Samir Estefan

“El iPhone destruyó a Nokia y el iPad acabó con la industria del papel”
Alexander Stubb, Primer Ministro de Finlandia

En una entrevista concedida a CNBC el día de ayer, el primer ministro de Finlandia le echó la culpa – al menos en parte – a Apple de la más reciente baja en la calificación de crédito otorgada por Standard & Poors al país Europeo (de AAA to AA+), por razones asociadas a una base industrial “menos robusta y preparada para enfrentar las condiciones actuales de la economía”. 

Stubb hizo memoria de cómo el lanzamiento del iPhone en el 2007 terminó con la posición preferente de Nokia – la compañía Finlandesa más conocida en el mundo – y la llevó básicamente a su quiebra, al despido masivo de empleados y a su venta a Microsoft. En efecto, Microsoft anunció hace unos meses el despido de más de 12,500 empleados de Nokia a nivel mundial, producto de la fusión de la división con las subsidiarias locales de Microsoft en los diferentes países. 

Ahora bien, es cierto que Apple generó la revolución que puso de cabezas el mercado de los teléfonos celulares pero es Google quien comanda hoy por hoy el mercado y son los fabricantes Chinos – Huawei, Lenovo y Xiaomi – quienes lideran las ventas de dispositivos móviles en la actualidad. 

No es la primera vez que Stubb le echa la culpa a Apple de la desaceleración económica de su país. En Junio pasado el político dijo que fue Steve Jobs quien le quitó el empleo a millones de finlandeses con sus creaciones. En ese momento, al igual que ayer, no hablaba solo de Nokia sino de la digitalización de libros, revistas y textos gracias al iPad (y en realidad a los millones de e-readers y tablets que se venden alrededor del mundo) que llevaron a que el consumo de papel – otra de las industrias en las que Nokia brilló en el siglo XX – disminuyera. 

Los comentarios de Stubb más que enfocados en Apple, Jobs y sus productos, son un mensaje claro de un país que no estuvo preparado para la revolución digital en la que estamos viviendo y es una advertencia para esas economías que creen que sus actividades no pueden ser reemplazadas o afectadas por la tecnología (agricultura? Check!), algo que la evolución económica de los últimos 20 años nos ha demostrado es pura mentira. Todos los sectores económicos serán afectados por la tecnología. Todos tienen espacio de mejora y/o disrupción. Y todos, eventualmente, verán nacer competidores que al integrar de una manera lógica y estructurada la tecnología dentro de sus procesos generaran cambios estructurales en las actividades que realizamos en el día a día. 

El Internet, los Smartphones y los Tablets han cambiado radicalmente cientos de industrias alrededor del mundo. El Big Data, la Personalización, la impresión en 3D y el Internet de las Cosas, cambiarán el resto.

Pueden ver las declaraciones aquí: