Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Uber Pone un Primer Pie en América Latina

Samir Estefan
  • El 24 octubre, 2013
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

El gran impacto de la tecnología ha sido el revolucionar industrias y actividades ya establecidas. La disrupción que el Internet Móvil ha generado en industrias como la del transporte público ha tenido repercusiones económicas, sociales, legales y políticas en varios países del mundo.

Uber Technologies es una compañía norteamericana que precisamente ha utilizado la tecnología para generar disrupción en ese segmento del mercado acercando a clientes y proveedores creando una alternativa al taxi tradicional.

Creada en 2009, Uber se ha dedicado a unir a pasajeros y a conductores de vehículos premium para ofrecer un servicio seguro, efectivo, transparente y de calidad. A diferencia de los servicios de taxi tradicionales o incluso de aquellos nuevos como Tappsi o Easy Taxi, Uber está enfocado en el segmento premium del mercado.

Su aplicación, disponible en iOS, Blackberry y Android, ofrece la posibilidad de solicitar un vehículo para moverse por la ciudad con 1 sólo toque, precios claros y preestablecidos y lo mejor, sin necesidad de manejar efectivo. 

La compañía tiene operaciones en más de 50 ciudades en 20 países alrededor del mundo y anoche  puso su primer pie en América Latina abriendo operación en Colombia. Aprovechando el lanzamiento, nos sentamos a conversar con Jordan Condo el personaje encargado de Public Policy de la compañía. Esta fue nuestra entrevista:

De nuestra charla con Jordan, creo que es importante destacar varios puntos:

  • Uber acaba de cerrar una ronda de financiación de USD 280 Millones con la que la compañía esperar poder ampliando su operación a nivel mundial
  • La compañía tiene claro que su modelo genera controversia entre los reguladores y los operadores tradicionales de estos servicios. Han dado batallas complejas, como la de Washington DC hace unos años, en la que salió victorioso gracias a la calidad del servicio y a la masiva adopción de clientes que vieron en Uber una solución a sus problemas de movilidad.
  • Uber ofrece un servicio premium y aunque es más caro que tomar un taxi por el tipo de vehículo y servicio que ofrece (en el caso de Bogotá el servicio será prestado por los taxis blancos), hay variables que lo diferencian y que le agregan valor al servicio: seguridad, responsabilidad, facilidad y un servicio excepcional.
  • Condo pone el ejemplo de un extranjero que llega a la ciudad, de un ejecutivo o de una mujer para quienes el pequeño valor adicional es pequeño en comparación con los beneficios que ofrece y que lo hacen valioso.
  • Lo que más me gusta del servicio de Uber, que he estado probando en estos días, es que no hay transacción monetaria con el conductor. Toda la transacción se maneja a través de pagos de tarjeta de crédito directamente con Uber quien luego coordina y cuadra con los conductores. Es un factor diferencial y es claramente un valor agregado en muchos casos porque no hay necesidad de llevar efectivo.
  • Tan pronto se termina el servicio, su tarjeta de crédito es cobrada y una factura es enviada a su correo electrónico. Es súper fácil de usar.
  • Uber no tiene empleados a los conductores. Su modelo es de partnerships. Alianzas en las que gana todo el mundo: gana el conductor porque obtiene ingresos adicionales en los horarios en los que los quiere (y puede) obtener. Gana Uber porque claramente cobra a los conductores por los nuevos negocios que les ofrece. Y gana el usuario porque recibe un servicio premium – excepcional, como lo enfatizó Condo – seguro y súper sencillo de usar.
  • Todos los conductores son pre-validados por Uber, tanto desde el punto de seguridad como desde aspectos como su capacidad de manejo y conocimiento de la ciudad (para asegurar que puede llevar una persona a un destino por la mejor ruta).  
  • Condo hizo énfasis en que Bogotá fue escogida por la cantidad de usuarios que abrían la aplicación y buscaban el servicio en la ciudad y cuenta que han tenido una recepción más grande de la que esperaban.
  • He oído en múltiples ocasiones a la gente decir que estaría dispuesta a pagar un poco más si pudiera garantizar que puede tomar el servicio en esas horas pico en las que conseguir un taxi en Bogotá es imposible. Pues Uber parece haberlos escuchado. La compañía entiende que esta dinámica es aplicable no para quienes se quieren movilizar sino también para aquellos que ofrecen el servicio y por lo tanto tiene algo que llaman “Precio Dinámico”, un sistema en el que el precio varía dada la oferta y la demanda que exista por el servicio. Pura teoría de libre mercado.

Screenshots de la Aplicación