Será que: ¿tener dispositivos IoT es la “panacea” como todas las marcas lo afirman o tiene sus retos?