Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Si quiere ver el mundial en alta definición, ¡muévase ya!

AWaldraff

En las cortes norteamericanas se definirá esta semana parte del futuro de la televisión. En esta ocasión, las 4 cadenas de TV más importantes de los Estados Unidos NBC, ABC, CBS y Fox, han demandado a un pequeño startup, Aereo, por el uso indebido de su contenido. Aereo ofrece a sus afiliados un servicio de DVR (Digital Video Recorder) en la nube. Su servicio rompe completamente con el modelo de negocio de las cadenas. Aereo coloca una antena para cada uno de sus afiliados, desde la cual captura la señal abierta de las cadenas y digitaliza el contenido, haciendo posible verlo en cualquier lugar del mundo desde un dispositivo conectado a internet. Las cadenas argumentan que Aereo debe pagar una suma por usuario para llevar su señal.
Si la corte falla en contra de Aereo, estaría en peligro nuestra posibilidad de guardar en la nube contenidos con propiedad intelectual protegida. La importancia de la decisión ha sido comparada con la de Enero de 1984, cuando la corte permitió la comercialización del Betamax, resolviendo que su uso, grabar programas de TV para su consumo posterior con la posibilidad de evitar los comerciales, no contravenía las leyes de propiedad intelectual.

El negocio de la Televisión

El negocio de la televisión está basado en el empaquetamiento de contenidos y en el control del momento y lugar donde los consumimos. Piense en su telenovela preferida. Únicamente puede verla a la hora en que el productor la presenta. Si ademas está en otro país, debe rogar para que algún canal compre los derechos y la transmita. Inclusive en el mismo país, algunos contenidos son exclusivos a canales que solo van por un sistema de cable, así que para ver su programa favorito, como por decir un ejemplo, el mundial de fútbol, ud. tiene que estar afiliado al proveedor correcto. Pero dejemos esta idea en el congelador por un instante.

Startups innovadores como Netflix han roto algunas de las restricciones impuestas por los programadores, permitiendo nuevas maneras diferentes de consumir contenido como el “binge watching” que es en esencia ver episodios de programas uno tras otro. Imagínese que pudiera ver muchos capítulos de su novela favorita en una misma sentada. Con esta aproximación Netflix está destronando a HBO como líder de la TV premium. Un problema que nadie ha podido resolver es el del empaquetamiento de contenidos. Los usuarios estamos obligados a comprar cientos de canales y miles de horas de programación que no vemos. Los operadores nos obligan a comprar 24 horas de programación y cientos de canales para que podamos ver ese corto y único programa que nos interesa. Es un efecto similar a cuando era obligatorio comprar un larga duración de 10 o 12 canciones, para poder oír una sola de ellas. Aereo ofrece una opción viable a este problema. Ud graba los programas que le interesan y los ve cuando quiere. Paga una mensualidad por esos programas y elimina todo lo demás que transmiten los canales. Desde luego es una tecnología puente, pues la solución obvia no es escanear programación y grabarla, sino comprar los programas que nos interesan como si se tratara de un menú.

El caso del Mundial de Fútbol en Colombia

En Colombia estamos viviendo esta situación, y los reguladores no parecen entender la problemática, a pesar de la importancia del evento. El afectado desde luego es el usuario al que nadie le ha dicho lo que sucede.

Los actuales términos de operación de las concesiones de la televisión privada, es decir las que tienen los canales nacionales de Caracol y RCN, exigen que se distribuya su señal de manera abierta y gratuita en todo el territorio nacional. Por su parte, las empresas operadoras de televisión por cable están obligadas a retransmitir la señal de los canales privados.

Los canales privados han venido ofreciendo su señal en formato de alta definición, como parte del impulso que el gobierno quiere dar a la televisión digital terrestre. Pero también han visto caer el crecimiento de sus ingresos, principalmente gracias a la competencia de los canales internacionales, ofrecidos por las compañías de TV por cable. Cuando se aproxima su pico máximo de audiencia, el mundial de fútbol, y dado que tienen en su poder los derechos de la señal abierta, han pensado que es una buena ocasión para presionar a los operadores de cable para obtener una compensación adicional por ofrecer su señal. Algunos periodistas han reportado que el cobro sería de 600 pesos por usuario por mes.

Mientras tanto y para ejercer presión, han eliminado la señal de alta definición de todos los operadores de cable. De mantenerse este veto, el mundial de fútbol solo podría verse en alta definición a través de TV abierta, o por DirecTV que tiene los derechos del mundial para la TV satelital en la región. Aunque los usuarios no quedarían por fuera de la señal, si tendrían que instalar incómodas antenas y dispositivos que permitan cambiar de señal en sus televisores, para ver el mundial de fútbol en todo su esplendor.

Los operadores de cable argumentan que no pueden ser obligados a pagar para ofrecer una señal abierta que tienen que retransmitir por obligación. En cualquier caso, ellos no desembolsarían un solo centavo, todo sale del bolsillo de sus usuarios. Obviamente discuten porque se ponen en desigualdad de condiciones frente a DirecTV y su oferta de contenido. Es claro que a los usuarios nos convendría tener un servicio como el que ofrece Aereo a sus clientes. Pero esa es una discusión que nuestros reguladores no están en capacidad de dar todavía.

Por lo pronto y si quiere ver el mundial en alta definición, y tome mi palabra para ello, ud. lo quiere ver en alta definición, su mejor apuesta es comprar DirecTV. En el mundial pasado, DirecTV se quedó rápidamente sin decodificcadores HD. Que no le suceda a ud. Vaya y compre ese servicio ahora mismo.