Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

El futuro de la TV: Netflix compite con.. ¿HBO?

AWaldraff

techcetera - posts - imagenes - netflix

Generalmente la innovación disruptiva aparece donde uno menos se la espera. Por mucho tiempo hemos hablado en TECHcetera acerca del futuro de la TV y de como los usuarios queremos cortar la dependencia del cable para poder tener ese ideal de solo comprar lo que queremos ver, donde y cuando lo queremos ver. Desde ese momento hemos visto múltiples intentos de crear menús de programación que integran los contenidos de los principales productores, llevados a su pantalla a través de plataformas supuestamente fáciles de manejar para los usuarios. En general hemos visto excelentes intentos, pero no algo que verdaderamente cambie los hábitos de consumo de la audiencia. Lo que nunca se nos ocurrió es que desde Silicon Valley decidieran atacar de frente a Hollywood y producir sus propios shows de TV. Es una batalla que apenas comienza.

Netflix, la compañía de internet que acabó con la industria del alquiler de películas como la conocíamos es quien está liderando esta nueva disrupción en la industria de la TV. Hace un año compró los derechos de Arrested Development, una comedia de culto que no funcionó en los canales abiertos por su bajo rating y produjo una nueva temporada que ha sido todo un éxito con los afiliados. En días pasados Netflix anunció que contrató con Dreamworks la producción de películas exclusivas para su audiencia, con costos que rondan los 100 millones de dólares. El modelo de negocio de Netflix empieza así a parecerse mas al de HBO, quienes llenan su parrilla de contenido premium bajo la premisa de que hay gente dispuesta a pagar un valor adicional por tener acceso a ese contenido. Pero hay una diferencia fundamental entre el modelo de Netflix y el de HBO.

HBO como canal de TV, tiene una restricción fundamental. Tiene tan solo 24 horas al día para tratar de poner allí el contenido que ellos suponen que es el que va a atraer a la mayor parte de esos usuarios dispuestos a pagar un extra. Y adicionalmente deben intentar programar el contenido mas popular en su principal vitrina que el el horario primetime entre las 7 y las 10 de la noche. Netflix por su parte no cuenta con esta restricción, como funciona en un esquema de Tv por demanda, sus usuarios solo deben preocuparse por encontrar el contenido, y lo pueden ver cuando quieren y donde quieren. Para efectos de la comparación, la vitrina de Netflix es ilimitada, no hay restricción de tiempo ni de horarios, el usuario define su propio contenido para su horario primetime. Esto es exactamente el mismo esquema que usó Amazon para romper en mil pedazos la industria de los libros y es con algunas menores diferencias el mismo método con el que Netflix cambió  la industria de alquiler de películas. A esta estrategia de negocios se le conoce como “long tail”, término acuñado por Chris Anderson, en esa época editor de la revista Wired.

Desde otra perspectiva completamente diferente, vimos la semana un ejemplo clásico de como la tercera pantalla, los dispositivos móviles conectados a internet, pueden cambiar el panorama de la TV mundial. El jueves pasado el canal de cable syfy lanzó la película Sharknado, un largometraje de bajo costo y calidad muy dudosa. Normalmente este contenido hubiera permanecido desapercibido en el contexto general de las cosas, pero su video de lanzamiento en YouTube se viralizó y Sharknado se convirtió, por una noche, en el programa mas comentado de la TV americana. Solo una pequeña demostración de lo que pueden hacer las redes sociales cuando son manejadas correctamente.