Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

PCs y dispositivos: No hay diferenciación

AWaldraff

techcetera - posts - imagenes - diferenciacion

En recientes entradas hemos hablado largamente de la crisis de la industria de los PCs. Recientes estudios indican que la industria ha visto disminuida sus ventas en un 11% solo para el último trimestre reportado (Q2 2013). Desde luego como en toda época de crisis, todos los implicados apuntan las culpas hacia los demás. Algunos culpan a Microsoft y la debacle de Windows 8, otros piensan que Apple, y el iPad en especial, crearon un nuevo mercado que está reemplazando a los PCs, y otros, como yo, pensamos que la nube está cambiando el ritmo con el cual reemplazamos nuestros equipos y por esta razón compramos menos PCs. Cualquiera que sea la razón, hay un cambio en los hábitos de consumo de los consumidores, tanto personales como corporativos, que los fabricantes, en especial los de PCs, no han logrado comprender y por esa misma razón no han podido crear un verdadero discurso de diferenciación frente a sus competidores.   

Como editor de TECHcetera, tengo la oportunidad de visitar diversos fabricantes y ver de primera mano sus nuevos lanzamientos. Intento siempre analizar lo que veo desde la óptica del consumidor. En TECHcetera creemos que no hay dispositivos malos, hay dispositivos que se ajustan mejor o peor al caso de uso de un tipo de consumidor. Estas últimas conversaciones me dejaron un poco perturbado y preocupado por el futuro de ciertos fabricantes. En esencia, al oir el discurso de cada uno de ellos, caigo en cuenta que en realidad no hay ningún factor real de diferenciación. Al menos ninguno que sea verdaderamente un gancho para el usuario.

El argumento número 1 que escuché a los fabricantes, sorpresivamente para mi, es el diseño. Y escuché argumentos acerca del aluminio, acerca del color, de la construcción y en especial del factor de forma. Debo decirlo, para mi, el factor de forma es importante, quiero un computador liviano y bonito, pero la realidad es que no es ese mi factor de decisión. De hecho todos los fabricantes han hecho un esfuerzo increíble y los computadores que vemos hoy, son verdaderamente espectaculares. Así que tomar la decisión de compra por el diseño no es un buen argumento diferenciador.

El argumento número 2, está sustentado en la calidad de los equipos y de como los de una u otra marca sufren menos daños que los del rival. Estoy seguro que existe un ranking al respecto, y desde luego en otra época la elección bajo este criterio, era algo  normal, pero siento que la industria ha avanzado tanto en este punto específico, que realmente este factor tampoco es hoy, uno que diferencie de entrada a una marca sobre otra.

Finalmente el argumento mas escuchado número 3 está dado sobre el servicio de soporte que da el fabricante. No se ustedes, pero yo jamas he llamado a la linea técnica de algún fabricante. Estoy seguro que hay cientos de miles de personas que lo hacen, pero creo también que hay millones de personas que acuden a un amigo o familiar con algún conocimiento antes de llamar a una de estas lineas. Esa tampoco es la diferencia fundamental de una marca a la otra.

Es muy diciente que el único fabricante que esta viendo un crecimiento real en sus ventas de computadores, y, hay que decirlo, solo lo ha visto en algunos de sus equipos, es Apple. Desde luego Apple habla del diseño y de la calidad de sus equipos, pero por sobre todo, Apple habla de su sistema operativo y de como el mismo se adecua perfectamente a su caso de uso y a su estilo de vida. Los que seguimos las noticias de Apple, sabemos perfectamente para quien esta hecho el Macbook Air, y porque éste es diferente del Macbook Pro. El sistema operativo aunque es igual para los equipos, ofrece ventajas para el caso de uso de uno u otro consumidor y sobre todo se impulsa la convergencia entre los dispositivos móviles y los computadores. Ese es el argumento de diferenciación de Apple, mis equipos son diferentes porque se integran mejor y porque incluyen software que hace mas fácil su uso.

Este mismo discurso no está llegando a nuestros oídos desde Dell, Lenovo, Hewlett-Packard, etc… Como todos usan el mismo software, Windows bajo condiciones que parecen fuertemente controladas por Microsoft, pues no hay distinción entre los que puedo hacer con un equipo Acer y lo que puedo hacer con un dispositivo Asus, por mencionar un par de nombres. Para todos los efectos son exactamente la misma cosa, aunque el logo en la maquina sea diferente. Ni siquiera Samsung, que ha logrado una diferenciación significativa en sus equipos móviles trabajando sobre un sistema operativo con similares condiciones como es Android, es capaz de diferenciar sus equipos de los de los demás en el mundo Windows. Lo que sucede en Android, sin embargo si es importante. Samsung, para diferenciarse de los demás le ha hecho cirugía, plástica por lo pronto, a Android. No descarto que en el futuro no muy lejano le hagan cirugía reconstructiva total y terminen ofreciendo algo muy específico, casi propietario, como lo hace Apple, como verdadero factor diferenciador.

Esta situación debería preocupar mucho a Microsoft y a los fabricantes, pues eventualmente ambas partes van a entender que el factor de diferenciación está en la experiencia global de usuario a través de todos los dispositivos y la interacción entre ambos, Microsoft y fabricante, tendrá que cambiar de raíz. O los fabricantes empiezan a modificar con pequeños desarrollos a Windows, como Samsung lo hace con Android, o los fabricantes desarrollan sus propios sistemas operativos, sobre plataformas abiertas como Linux, o Microsoft entra a fabricar PCs directamente. Google es una compañía que ya entendió este nuevo mundo y ha lanzado sus Chromebooks, con un caso de uso completamente diferente a Windows y OS X,  diferenciados desde su esencia de las demás marcas. 

En el entretanto, y mientras los fabricantes encuentran la manera de resolver la actual crisis, la industria de los PCs seguirá en problemas. Insisto, no hay una razón de fuerza que me lleve a comprar uno u otro dispositivo. No hay diferenciación entre los fabricantes además del logo, el posicionamiento de marca y el precio. La receta ideal para un completo desastre.