fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

Ojo! Hoy Cambia la Ley Para Vender Celulares

Samir Estefan

Llegó Julio y con él la entrada en vigencia de la Resolución 4444 del 2014, impulsada por la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones de Colombia, por medio de la cual se da un vuelco importantísimo a la manera en que se venden celulares en el país. Ojo! A partir de hoy la manera en que usted negociará sus nuevos celulares cambia, especialmente si usted es un cliente individual postpago. Para los usuarios Prepago y Clientes Corporativos, hay menos cambios. 

Acá está lo bueno y lo malo de la nueva Ley. 

Dígale Adiós a las Cláusulas de Permanencia

El motivante principal de la ley que entra en vigencia hoy es la de desligar el costo de los equipos de los contratos de prestación de servicio de los servicios móviles (voz y datos). Hasta ayer, los usuarios en postpago podían adquirir equipos “a Cero Pesos” con la firma de un contrato en que se adquirían los equipos y los servicios de manera conjunta y en los que el usuario se comprometía a mantener el servicio por un período mínimo de tiempo. A partir de hoy esa obligación de permanencia no es permitida por la Ley por lo que el usuario podrá terminar su contrato – sólo aplica para contratos firmados a partir de hoy – en el momento que quiera.

Según la CRC, esta medida generará mayor competencia y protección a los usuarios y en el mediano plazo deberemos ver una disminución de los precios de los servicios de telefonía móvil gracias a la mayor competencia. Esta ley se suma a la de Portabilidad Numérica, promulgada desde hace ya unos años y por medio de la cual un usuario puede cambiar de operador sin perder su número, el cual puede “portar” al nuevo operador que escoja.

Así, según la CRT, el usuario puede tomar su equipo y su número e irse para otro operador que le ofrezca mejores condiciones. Eso si su equipo es compatible con la red del otro operador.

Una Cosa es el Terminal y Otra el Servicio

A partir de hoy los usuarios pueden comprar sus equipos de contado o por medio de financiación, si quiere y puede por medio del mismo operador. En este caso, existirán 2 contratos diferentes: uno por la compra del terminal (o sea el celular) y otra por el/los servicio(s) que contrate con el operador. Lo interesante de la ley es que si un usuario se atrasa en el pago de las cuotas del contrato de compra del celular pero se mantiene al día en el pago de las cuotas de su servicio, este no podrá ser cortado. Para la ley una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa y es obligación de su operador discriminar ambos en las facturas que le envían. 

Más Competencia

Hasta ayer si usted quería comprar un celular legalmente lo más posible es que le tocara ir a una tienda de su operador celular o de uno de sus revendedores. Con la entrada en vigencia de la ley se abre la puerta para que otras empresas – por ejemplo los almacenes de cadena o las tiendas de tecnología – comiencen a vender este tipo de dispositivos toda vez que al no existir subsidios por parte de los operadores todos entrarán, en teoría, en las mismas condiciones. 

La entrada de nuevos jugadores al mercado aumentará la oferta y por lo tanto debe generar una disminución en los precios que en últimas beneficiará a los usuarios. Claro que este será un efecto que no veremos en el corto plazo y que, por ahora, se limitará a promociones y ofertas específicas que hagan los diferentes vendedores. 

Aliste la Billetera Para el Aumento de Precios

Hablando de Subsidios – ese “descuento” que ofrecían los operadores a cambio de su permanencia – es claro que ahora que no existen los equipos finales deberán ser adquiridos a precio full por parte de los usuarios. Estos, independiente del segmento de equipos que estén buscando, sentirán el golpe en el bolsillo pues ya no habrá celulares a “cero pesos” y porque el costo total del equipo deberá ser asumido por el comprador. Si ayer podía comprar un smartphone a 500mil pesos con su “operador de confianza”, ese mismo equipo no bajará de 1 millón ahora que no hay subsidios. 

Paila. 

Claro, habrá opciones para que no tenga que desembolsar el millón hoy mismo sino que lo pueda pagar a cuotas. Pero esas opciones de financiación – del mismo operador, de su entidad financiera o del almacén de cadena (si es que lo compra ahí), tendrá un costo como cualquier otra compra financiada que usted hace. Mi consejo: lea bien y detenidamente las condiciones de financiación que le ofrecen y aproveche que puede usar la que quiera para comparar y utilizar la opción más barata y que más beneficios le ofrezca. 

Qué Viva la Gama Media!

Estoy convencido que uno de los efectos de la entrada en vigencia de la Ley será que los usuarios terminarán bajándose de gama al momento de comprar un equipo. Piénselo así: Si ayer con 600mil pesos se podía comprar un celular de gama alta, el flagship de marca favorita, con esa misma plata hoy se podrá comprar uno de gama media o de pronto el flagship pero del año pasado, no el de este año. Habrá un grupo importante de usuarios que, al no querer endeudarse, terminará conformándose por equipos con menores características técnicas pero que estén dentro de su presupuesto. Así las cosas, creo que las ventas de los equipos top-of-the-line, especialmente basados en Android, se verán afectadas y serán reemplazadas por equipos de gama media y baja (ojalá de los mismos fabricantes). 

“Amanecerá y veremos”, como dicen las abuelitas, si esta Ley resulta en el beneficio del consumidor final gracias a la prohibición de las cláusulas de permanencia y la entrada de nuevos jugadores o si, como muchos especulan, terminará incrementando el nivel de endeudamiento de la población colombiana, bajando el nivel de los equipos que se venden y ahogando a más de un fabricante cuyos equipos ya no serán atractivos por no ser “gratis” o “baratos”. 

Que Viva Colombia!!