Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Nuestro Review del Galaxy Note + Galaxy Gear

Samir Estefan
Es claro que la dupla Galaxy Note 3 + Galaxy Gear no son para todo el mundo. Dicho eso, creo que son para mucha más gente de la que uno cree originalmente y que los casos de uso de estos dos dispositivos son mucho más amplios de lo esperado.

Si bien ya les habíamos contado nuestras primeras impresiones de estos dos equipos hace unos meses, cuando los vimos en su lanzamiento en Berlín y luego en su presentación en Bogotá, este es nuestro review completo luego de utilizarlos por cerca de 3 semanas. Primero lo primero:

Especificaciones Técnicas

Galaxy Note 3

Dimensiones: 151.2 x 79.2 x 8.3 mm
Peso: 168 g
Pantalla: Super AMOLED de 5.7″ (~386 ppi)
Resolución: 1080 x 1920 pixels, 
Procesador: Qualcomm SnapDragon Quad-Core, 2.3 GHz
Memoria Interna: 16/32/64 GB expandible vía MicroSD
RAM: 3 GB
Cámara Posterior: 13 MP, 4128 x 3096 pixeles
Cámara Frontal: 2MP
Micrófonos: 2 (principal + cancelación de sonido)
Sistema Operativo: Android 4.3 (Jelly Bean)
Sensores: Giroscopio, Accelerómetro, Sensor de Proximidad, Brújula, Barómetro, Sensor de Temperatura y Humedad, Sensor de Gestos 
Conectividad: LTE, HSDPA, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.0 y LE, NFC, MicroUSB, Puerto Infrarojo  
Batería: Li-Ion 3200 mAh

Galaxy Gear

Dimensiones:  36.8 x 56.6 x  11.2 mm
Peso: 72 g
Pantalla: Super AMOLED de 1.63″
Resolución: 320 x 320
Procesador: Exynos 800 MHz
Memoria Interna: 4GB
RAM: 512 MG
Cámara Posterior: 1.9 MP
Micrófonos: 2
Parlantes: 1 (Mono)
Sistema Operativo: ???
Sensores: Giroscopio, Accelerómtero
Conectividad: Bluetooth 4.0 y LE, MicroUSB (Vía Dongle de Carga)
Batería: Li-Ion 315 mAh

 

El Galaxy Note 3

El Note 3 es el mejor phablet que existe. Punto. Sin duda alguna. No tiene competencia. Samsung ha venido perfeccionando el dispositivo en sus 3 iteraciones incorporando tecnologías y features que lo convierten en uno de los dispositivos más potentes y versátiles del mercado.

Hace un año mi hijo escribió sus opiniones del Galaxy Note 2 y de los muchos usos que le encontró (aquí está el artículo). Hoy, el Note 3 da varios pasos hacia adelante y se constituye como el dispositivo más poderoso en la categoría de los “teléfonos gigantes”. No es sólo cómo la compañía logró quitarle medio milímetro de ancho y 1 milímetro entero de profundidad, ni el hecho de haberle bajado 15 gramos con respecto a su antecesor. El Note 3 es mucho más potente, ágil y rápido que su antecesor. Y los consumidores parecen haberlo visto pues las ventas de más de 10 millones de unidades en menos de 5 meses así lo demuestran.

El uso del S-Pen y sus funcionalidades (como AirCommand) en el Note es agradable y gracias a su súper pantalla de casi 6 pulgadas es extremadamente cómodo de usar. Funcionalidades como la de reconocimiento de texto – por medio de la cual uno puede escribir con el S-Pen un teléfono a mano y el Note reconoce la “imagen” y la transforma en texto, el cual luego puede ser seleccionado para marcar a dicho número – genera productividad y aumenta las opciones de uso. Hay cientos de pequeños trucos como este que lo hacen super poderoso.

Hablando de la pantalla, hay que verla para sorprenderse. Su nitidez, su brillo, sus colores son fantásticos y al usarlo al aire libre, incluso en condiciones de alta luminosidad y luz directa se da uno cuenta que tiene pocos rivales. La opción de multitasking funciona a la perfección, permitiendo a los usuarios utilizar más de una aplicación al mismo tiempo. Y aunque esto es algo que otros dispositivos de Samsung ofrecen, la verdad es que hacerlo en esta pantalla de 5.7″ es mucho más agradable y útil. 

Ahora bien, el Note 3 es GRANDE.

Inmenso, sería la palabra adecuada. Hablar por teléfono es algo chistoso, especialmente si usted mide menos de 1.80mts. Dicho esto, esta puede ser la única limitante de su tamaño. Para gran parte de las actividades que hacemos hoy en nuestros smartphones como escribir correos, leer documentos, navegar, ver películas y demás, el tamaño es perfecto. Este es un dispositivo para usar con dos manos. Es más, es un dispositivo para usar con una mano y el S-Pen. 

Las fotos son buenas, no espectaculares. Pero los videos son ABSURDOS gracias a la posibilidad de grabar en 4K. Ahora bien para gozarlos va a necesitar un TV que pueda reproducir esos contenidos. 

Por alguna extraña razón Samsung ha decidido utilizar un puerto de conexión diferente en este dispositivo, alejándose del tradicional MiniUSB, algo que será molesto para quienes gozan de la estandarización de sus cables para eliminar la necesidad de andar cargándolo de un lado para otro. La buena noticia es que la necesidad del cable es poca gracias a la batería que trae el equipo. En mi caso he logrado llegar a los 2 días antes de tener que recargarlo, algo que nunca antes había logrado. Sin embargo, es de esperar que para la mayoría de los usuarios se requiera de recarga todas las noches. 

El Galaxy Gear

Samsung no es el primero en traer al mercado un smartwatch. Ya hemos visto el Pebble, el I´m Watch y el Sony Smartwatch (en sus dos versiones). Tampoco es el primer smartwatch de la compañía, ese fue el privilegio del S9110. Sin embargo, Samsung está innovando con los elementos que ha incorporado en este “reloj inteligente” y eso vale la pena aplaudirlo, aunque es claro que el Gear será un producto de nicho.

Al Galaxy Gear creo que le ocurrirá lo mismo que al Galaxy S. Su primera versión fue “modesta” por decirlo en los mejores términos, ofreciendo una experiencia limitada, mediocre. Pero con el paso de los años se ha venido puliendo y creciendo a tal punto que hoy es el rey del mercado. Si bien en el Gear vemos un diseño y un proceso de fabricación mucho más maduro y bueno que lo vimos con el S1, el dispositivo es apenas una primera versión; buena, pero primera en todo caso.

Al igual que la competencia, el Gear sirve de poco por sí solo. Es su conexión a un smartphone lo que lo vuelve útil. En este caso, el Gear sólo puede ser utilizado en conjunto con el Note 3, el S4 o el S3, algo que poco ha gustado pues su competencia con funciona no sólo con otros dispositivos Android, sino que algunos funcionan incluso con smartphones de otras plataformas como iOS. 

Pero así como le falta, el Gear tiene varios aspectos que no tiene su competencia. El primero es que no es sólo un “dispositivo de salida” o de consulta. Si, en el Gear se pueden ver los resúmenes de los mensajes, correos o twits que uno recibe en su smartphone. Pero también es posible meter información gracias a los 2 micrófonos que tiene y a aplicaciones como S-Notes con las cuales se pueden crear notas con sólo dictarlas. 

Los micrófonos y su conexión Bluetooth lo convierten también en una “extensión del teléfono”. Ojo! He encontrado mucha gente que piensa que el Gear es un teléfono per se, algo que es incorrecto. Las llamadas que entran al smartphone son notificadas de inmediato en el Gear, algo que es súper útil para esas personas que cargan su smartphone en la cartera, el maletín o algún otro sitio donde no necesariamente lo oye o lo siente. No sólo se puede ver quién está llamando directamente desde el Gear. Se puede contestar la llamada también y hablar utilizando el reloj. No, no es incómodo hablar por teléfono per se. Lo incómodo es hablar en altavoz pero para llamadas cortas en las que uno no quiere (o no puede) sacar el smartphone – por ejemplo si está caminando por el centro de Bogotá – y sólo quiere decir “voy en camino” o “estoy llegando”, el Gear es lo máximo. 

El dispositivo incorpora una cámara de 1.9 megapixeles, ubicada estratégicamente en la correa del reloj. La cámara permite tomar fotos e incluso videos en alta definición (720p) que son guardados tanto en la memoria del reloj (4GB) como en el smartphone con el cual está conectado vía Bluetooth.  

Cuando lo ví por primera vez me pareció algo grande. Ahora que lo he venido usando lo veo y siento más pequeño y he encontrado que es súper cómodo. Ahora bien, aunque según Samsung hay más de 70 aplicaciones disponibles para el Gear (las cuales deben ser descargadas al smartphone y luego sincronizadas al teléfono) la verdad es que la gran mayoría son tipos de reloj y hay pocas aplicaciones útiles de verdad como Evernote, Path, ChatOn o Snapchat. 

Mi única queja del Gear es su batería. A diferencia del Note 3 fue raro lograr que terminara el día aún cargado y tener que cargar todas las noches todos los dispositivos que uno tiene en serio no pega. 

Por Qué Si

  • Si usted es medio Geek y quiere un reloj diferente, un reloj inteligente, que le permita ver sus notificaciones y contactos sin tener que sacar el smartphone.
  • Si era amante de Dick Tracy y la posibilidad de hacer llamadas desde su reloj lo trasnocha.
  • Si quiere un accesorio interesante para su S4, Note 2 o Note 3 que le de algo de versatilidad
  • Si quiere poder tomar fotos o videos sin que la gente a su alrededor se de cuenta de que lo está haciendo 

Por Qué No

  • Porque usted NO tiene un S4, un Note 2 o un Note 3. El Gear sólo es compatible con estos equipos y sin ellos no hace sentido usarlo.
  • Porque es caro (USD 299) y por Samsung ha decidido que los operadores móviles no lo venden sino que toca comprarlo por separado del smartphone
  • Porque es una primera versión y seguro la segunda será mejor
  • Porque es suficiente con tener que cargar el smartphone todas las noches como para ahora tener que cargar también el reloj

Nuestros Puntajes

Galaxy Note 39.1 

Si usted quiere tener un dispositivo que sea suficientemente poderoso para reemplazar su portátil y su celular a la vez, suficientemente pequeño para cargarlo en un bolsillo grande o en una cartera o maleta pequeña, que  tenga una batería que le permita trabajar todo el día sin necesidad de recargar y que tenga una pantalla suficientemente grande para poder trabajar cómodamente en ella, el Note 3 es para usted. No en vano la categoría de los phablets sigue creciendo y Samsung la domina. 

Galaxy Gear4.3

Samsung nos está dando una muestra de cómo será el futuro de los dispositivos móviles con el Galaxy Gear. Creo que va para ser una buena primera versión, el equipo es bastante bueno y va en la dirección correcta. Sin embargo creo su precio es alto para lo que ofrece y que el hecho de tener que comprarlo por separado complica el proceso de evaluación y compra para los usuarios. Me encanta cómo rompe el paradigma de lo que puede hacer un smartwatch al incorporar cámara y micrófonos. Estoy seguro que la llegada de nuevas aplicaciones y posiblemente de una segunda versión le agregarán valor al equipo y lo mejorarán considerablemente.

Galería Fotográfica