Vivimos en un mundo digital pero lo más curioso de eso es que como hablamos hace un tiempo, esto genera un contramovimiento en el que, lo tangible se convierte en algo deseable y lleno de un significado distinto. No se trata tan sólo de un objeto físico, si no de la representación de lo creativo, de ideas que deseamos se mantengan a través del tiempo.

Es en este contexto en el que las cámaras instantáneas, los rollos fotográficos o los Lp´s recobran su vigencia, queremos que el universo binario sea también uno real.

Hace días hablamos de la HP Sprocket, una muy pequeña y bien diseñada impresora portátil, pero ahora quisimos ir un paso más allá y en este fin de semana literalmente, “Nos la llevamos de puente”.

Bella donde la pongan…

Antes de entrar en detalles, es interesante ver como HP ha ofrecido a lo largo de este año todo un ramillete de soluciones de impresión desde el hogar y la oficina con la muy práctica y fácil de usar  Ink Tank 415, hasta las muy pro y centradas en el pequeño y gran negocio las Desing Jet  Z6 y Z9+. No siendo más hablemos de la más pequeña de la familia.

Más portátil que esto no se puede.

La Experiencia

 

Primero, tenemos que decir que la Sprocket es un gadget muy bonito, su diseño es sobrio, su tamaño perfecto (similar al de muchos Smartphones) y no pesa, sinceramente muchas veces se me olvidaba que estaba en mi maletín, así de liviana es.

Liviana y muy fácil de llevar a donde sea.

Con respecto al uso, cada cartucho que usa puede imprimir hasta 10 fotografías, no es necesaria ninguna recarga de tinta, tan solo se ponen y ya, nada de complicaciones.

10 fotos por cartucho y cada caja trae dos cartuchos.

La batería incluida dura días e imprime las fotos sin apenas hacer ruido. ¿Mencioné que el papel fotográfico es también adhesivo?

Esto es genial, pues la foto se puede enmarcar, guardar o simplemente pegar.

Los colores se mantiene muy bien , quizás los blancos no son los mejores, pero en los colores sólidos destaca la Sprocket.

El app de la Sprocket (Disponible para iOS y Android), es simple, pero a la vez muy interesante. No se trata meramente de un conector entre el Smartphone y la impresora; sino de una plataforma de edición, creación y escaneo, que invita a jugar e invitar con las fotos que se quieran imprimir. Se pueden integrar códigos de realidad aumentada o hipervínculos a las fotos que se impriman.

 

Finalizando, podemos decir que la Sprocket no se enfoca en  la alta  resolución y calidad de sus hermanas mayores sino, en la creatividad y adaptabilidad de sus usuarios, de lo que quieran crear y compartir con sus amigos. Es un gadget para aquellos que quieren hacer de sus recuerdos, objetos. Quizás, lo mejor de la HP Sprocket no está en ella misma, sino, en las posibilidades que abre a quienes se atreven a imprimir en ella.

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, , , , , , , ,