fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

No compre cualquier cámara. Compre la que necesita (Parte 2)!

No compre cualquier cámara. Compre la que necesita (Parte 2)!
Felipe Lizcano

Desde hace un buen tiempo, curiosamente, la cámara se ha convertido en uno de los puntos que más revisan los consumidores antes de proceder a adquirir un smartphone. Por lo mismo, en TECHcetera, hemos decidido hablar con gente que sabe del tema (Juan Diego Cano de La Casa Editorial El Tiempo), fotógrafos aficionados (como nuestro colaborador Andrés F. Sánchez) y otros que quieren mejorar sus habilidades (como Felipe Lizcano).

 

Durante años, hemos escuchado varias opiniones encontradas a nivel de lo que hace a un buen fotógrafo. Para algunos la cámara no importa mucho, lo más relevante es la habilidad del fotógrafo. Para otros, con la llegada de la fotografía computacional a los smartphones y a las cámara, ya no se trata tanto de las habilidades de quienes están capturando el momento como del artilugio usado para hacerlo.

 

 

Antes que los fotógrafos profesionales y/o los aficionados que han perfeccionado sus métodos por años “monten en cólera” y salgan a “despotricar a los cuatro vientos” sobre la ignorancia de los que pueden pensar que, en la actualidad, el fotógrafo pude llegar a ser un accesorio o un trípode más debido a los avances de la tecnología, vamos a conversar al respecto en un video que podría llegar a aclarar y, hasta desmitificar, algunas de las afirmaciones más comunes que se ven en las redes sociales y en la blogosfera.

 

 

Es innegable que la tecnología ha avanzado tan rápidamente que, en realidad, en muchas ocasiones  la AI le puede dar a un aficionado el “empujoncito” necesario para captar de la mejor forma un momento que quedará para la posteridad.

 

La Inteligencia Artificial no ha llegado aún al punto de hacer el encuadre sola ni a elegir la historia que quiere contar en una determinada foto!

 

Pero, eso de ninguna forma le resta méritos a la función y habilidad del fotógrafo que, a fin de cuentas, es quien tiene la sensibilidad para saber capturar la escena y/o al sujeto en el momento, desde la perspectiva y de la manera más adecuada.

 

¿Qué pensarán los fotógrafos de dicha función del zoom?

 

Ahora bien, al hablar de las tendencias, es fácil ver que el Zoom se está volviendo una función “muy de moda”. Así las cosas, está presente prácticamente en todos “los buques insignia” de las principales marcas que, lo promocionan para ver más allá de lo evidente (Zoom de 100 x del Galaxy S20 Ultra) hasta con la disculpa de capturar estrellas (astro-fotografía del Pixel 4).

 

 

Ahora bien, teniendo en cuenta que para obtener resultados impresionantes hay que ir más allá del SmartPhone y remitirse a las cámaras digitales, vale la pena hacerse las preguntas de rigor:

 

¿Hasta qué punto un smartphone podría reemplazar a una cámara?

 

Será que ¿es posible equiparar las dos cosas o, simplemente, se trata de casos de uso diferentes? Técnicamente es difícil reemplazar la óptica, el sensor, el zoom (que en los móviles tiene una solución tipo periscopio) y otros temas propios de las cámaras fotográficas.

 

Es una realidad que, en los dispositivos móviles, cada vez se va mejorando la capacidad de captar imágenes fotográficas con lujo de detalles pero, también, hay ciertas cosas que, hasta el momento, sólo se pueden lograr con una buena cámara que permita al fotógrafo controlar opciones avanzadas, como la exposición (tiempo de obturación), apertura (el rango de apertura del obturador),  la sensibilidad del sensor digital que se este usando (anteriormente, este indicador era relacionado con la película o rollo, pero dado que ahora esa tecnología se encuentra descontinuada, ya no vale la pena gastar más tiempo hablando de ella) y hasta las super habilidades de los grandes telefotos para generar esos acercamientos en donde es posible observar hasta el más mínimo detalle del sujeto.

 

¿Más megapíxeles = Mejor cámara?

 

“La guerra de los megapixeles” efectivamente sucedió y muchos fabricantes se esforzaron para poder ofrecer un número elevado en este respecto pero, al final del día, esta especificación se refiere a la capacidad que tiene el sensor para generar una imagen de cierto tamaño.

 

Vale la pena recordar que: un mayor tamaño de imagen, no necesariamente implica una mejor calidad. Variables como el poder de procesamiento, la cantidad de luz que puede captar y el tamaño del sensor mismo, pueden llegar a ser más importantes que la cantidad de megapixeles.

 

¿Usar un determinado smartphone garantiza más alcance en las redes?

 

Es posiblemente un mito que, empezó con fundamento dado que, en un principio, muchas de las aplicaciones de redes socaires como Facebook e Instagram lanzaban primero funcionalidades como las fotos 3D, algunos filtros y hasta funciones de edición de video para iOS que para Android. Con el tiempo, eso se ha ido equiparando pero, aún, existen algunas apps (ejemplo Premiere Rush, LumaFusion y similares) que sólo están disponibles para ciertas plataformas y/o modelos de smartphones.

 

 

 

¿Qué otra información resulta relevante saber acerca de las cámaras?

 

Más allá de este rápido resumen acerca de la conversación con Andrés y Juan Diego, vale la pena ver el video completo con algunos ejemplos acerca del concepto y los resultados que se pueden lograr con una buen cámara bien sea la del smartphone o una profesional (en caso de problemas para visualizar el contenido, haga clic aquí).