Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

Los relojeros suizos pierden por estar obligados a usar android

AWaldraff

Cuando empezaron los rumores del Watch, en Suiza se sonrieron con arrogancia. Era, y sigue siendo, obvio que Apple no podría competir contra siglos de trabajo y desarrollo en relojería de lujo. Hoy, Tag Heuer, una famosa marca de relojes suizos, anunció una colaboración con Google e Intel para crear un smartwatch. ¿Será posible que Apple pueda competir contra la industria relojera suiza?

La respuesta, creo yo, sigue siendo negativa. Pero el análisis no es tan simple.

La complejidad de la respuesta nace del hecho, simple pero concreto, de que el Watch en realidad no es un reloj! El Watch es un computador que se usa en la muñeca. Si el Watch es un éxito de ventas, no será porque sea un mejor reloj que los Rolex, Tag Heuer o Patek Phillipe. El éxito llegará porque Apple logra convencer a miles (o millones) de personas de que hay razones de uso que generan valor para que usen un computador en la muñeca. Y, a propósito, ese computador tiene una aplicación de reloj. Y es diseñado por expertos que estaba la par de los relojeros suizos. Es muy posible que los usuarios del Watch ya no tengan una razón para usar un reloj tradicional. ¡El computador de su muñeca suple su necesidad!

Obviamente, Apple está aún lejos de habernos convencido a todos de su propuesta de valor. Es muy probable que los usuarios y compradores de relojes suizos, quienes usan sus relojes como joyas, tampoco estén convencidos de que el Watch ofrece alguna ventaja sustancial sobre el reloj que usan hoy. También existe una posibilidad de que Tag Heuer, Google e Intel encuentren rápidamente la manera de producir un smartwatch que apele a los gustos de los actuales coleccionistas. Pero siendo sinceros, el proceso de diseñar y poner en funcionamiento un smartwatch no es tan simple como tomar un reloj actual e instalarle un chip y android. Los productores de relojes tendrán que entregar gran parte del control que hoy ejercen sobre el diseño y la fabricación de sus productos. y eso va en contra de la filosofía que los protegió contra la amenaza de los relojeros japoneses.

Pero el control de punta a punta del producto es justamente la ventaja competitiva de Apple. Apple controla el diseño del reloj, y la tecnología subyacente. Así que si el Watch es un éxito, Apple podría estar derrotando a los relojeros suizos usando su estrategia. Y creo que ese pequeñísimo detalle no se lo esperaban los relojeros suizos.