Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las cámaras compactas también pueden producir buenas fotos!

Felipe Lizcano

En el mercado existen varios tipos cámaras fotográficas digitales pero sin duda, entre las más populares, se encuentran los siguientes tipos (existen muchos más tipos pero estos son los más comunes):

  • Compactas: son dispositivos con la capacidad de capturar y almacenar fotografías electrónicamente, fáciles de usar, suelen tener un costo reducido, poseen un visor óptico directo y un objetivo no intercambiable.
  • DSLR o Reflex cuyo nombre viene de Digital-SLR (viene del inglés Single Lens Reflex): las cámaras réflex digitales suelen tener dos componentes separados: el cuerpo de la cámara y el objetivo. El objetivo es independiente para que el usuario pueda intercambiarlo según su necesidad de alcance,  cobertura, o requisito (como distorsión, cambio del plano de enfoque u otros). Este tipo de cámaras tienen sistemas de control para la automatización de la mayoría de los mecanismos y funciones.

Ahora bien, aclarando que no soy fotógrafo profesional ni mucho menos un experto, creo que existen una serie de consejos prácticos que pueden ayudar a mejorar la calidad de las fotografías que se producen en el día a día con una cámara compacta y en condiciones normales (al aire libre, sin el uso de luces especiales y demás). Por lo mismo, voy a proceder a listar algunos:

  • Aunque suene como un cliché y algo muy obvio, cuando compre o adquiera un nuevo dispositivo, tómese el tiempo para leer el manual de instrucciones así sea por tandas, muchas veces existen una serie de funciones que le pueden hacer la vida más fácil.
  • Usar un trípode. Suele evitar movimiento innecesario y mejorar la calidad del enfoque en las fotografías y sobre todo en mi caso, ya que tengo pulso de maraquero (me tiembla mucho la mano en el momento de tomar las fotos a un objetivo fijo).
  • Intentar usar con mucha moderación el flash ya que tiende a volver la imagen blanca y con apariencia muy plana. 
  • En la mayoría de las ocasiones es bueno usar la regla de los tercios para mejorar la composición de las fotografías.
  • Es fundamental acercarse para tomar las fotos, el Zoom digital no suele ser el mejor amigo de las fotos (generalmente hace que los pixeles sean más evidentes).
  • En el momento de tomar fotos importantes, lo mejor es tomar por lo menos 2 imágenes, por si acaso, la primera no sale como se espera.
  • Las imágenes simples en donde se puede apreciar la importancia del objetivo son las más fáciles de entender, y muchas veces, de valorar para el observador. No es bueno tratar de captar todo dentro de la misma foto, es importante reducir el encuadre.
  • Es imperativo intentar hacer disparos desde perspectivas diferentes, poner la cámara en lo alto, forzar perspectivas de liliputiense (como los diminutos personajes de los viajes de Gulliver) y demás para obtener diferentes impresiones de la misma realidad. También es bueno probar diferentes tipos de disparo (La mayoría de cámaras suele tener modo manual, automático, deportes y demás) para ajustarse a la velocidad del sujeto y al tipo de situación que se va a plasmar en la foto.
  • La práctica hace al maestro, así que hay que tomar muchas imágenes para ir corrigiendo errores y entender a la perfección como opera el modelo de cámara compacta que cada uno posee.
  • Este último tip, es un poco bochornoso pero bueno, lo acepto, no hace daño tener conocimientos de edición de fotografía para “enchular” las imágenes en programas como Adobe Photoshop.

Espero que estos tipos básicos puedan ayudar a los lectores de TECHcetera.co a mejorar la calidad de sus fotografías tomadas con cámara compacta porque aunque una buen dispositivo ayuda, a veces “el problema no es de flecha, es de indio”.