fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La Historia Completa Detrás de la Resurrección del Surface

Samir Estefan

El día de ayer Microsoft presentó los resultados financieros correspondientes a su más reciente trimestre fiscal, resultados financieros que pueden bien ser los últimos con Steve Ballmer al volante de la compañía. Los números, positivos en su gran mayoría, sorprendieron a más de uno y le dieron un empujón a la acción que ha subido durante el día alrededor de 3%.

Una de las noticias más importantes (junto con la de 3.9 Millones de unidades del Xbox One vendidas a la fecha) y que más atención ha generado es la resurrección del Surface. Luego de una primera versión que vio poca tracción y que terminó generándole a la compañía un write-off de USD 900 Millones por inventario que sencillamente no se pudo vender, el equipo de Redmond sorprendió a todo el mundo con con una ESPECTACULAR. 

La compañía vendió USD 893 Millones en Surface durante el trimestre, un crecimiento de 123% en comparación con los USD 400 Millones del trimestre anterior.

Un gran logro, especialmente para un producto que compite en uno de los mercados más agresivos del mercado. Sin embargo, no todo es color de rosa. Por un lado, el market share de Microsoft en la categoría es menor al 1% mientras que Apple (29.7%) y Samsung (19.7%) siguen dominando el mercado. 

Y por otro, una mirada más en detalle a los estados financieros y a los anuncios hechos por la compañía permite ver que el costo de venta de esos USD 893 Millones fue de USD 932 Millones. Es decir, por cada dólar vendido en Surfaces Microsoft se gastó USD 1.04 y la pérdida operacional de la categoría fue en realidad de USD 39 Millones. Y no es para menos: en los mercados en los que está disponible la tableta, los descuentos y promociones fueron tan agresivas que llevaron el producto a precios cercanos a los USD 199 por unidad cuando su precio de venta está entre USD 499 y USD 899. 

Como están las cosas es claro que Microsoft está comprando mercado, una práctica absolutamente lógica y aplicable dada la tardanza de la compañía para entrar al mercado. La pregunta es cuánta gasolina le queda para mantener un modelo en el que los costos son mayores a los ingresos y los beneficios y crecimiento del market share es tan bajo.