Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

FitBit Contraataca

Samir Estefan

Para muchos (entre ellos yo) cayó como un baldado de agua fría la noticia de FitBit no estaría interesado en integrar su plataforma de datos con HealthKit, la nueva aplicación que Apple ha introducido con iOS8. Muchos fueron los rumores del por qué alejarse de la estrategia de Apple, pero uno sólo parecía vaticinar lo que hemos visto el día de hoy: FitBit estaría trabajando en su propio SmartWatch.

Y así, FitBit ha decidido contraatacar los anuncios del Apple Watch y ponerse de nuevo a la ofensiva de un mercado – el de wearables básicos – en el que tiene un liderazgo importantísimo (58%) gracias a sus sensores de movimiento como el FitBit Flex y el FitBit One de los cuales ya les hemos hablado, y entrar al segmento de wearables inteligentes en los que su presencia ha sido, hasta ahora, limitada. 

Se trata de 3 nuevos dispositivos que ha presentado la compañía el día de hoy:

203617
 El FitBit Charge, es básicamente la nueva versión del FitBit Force que tuvo que ser retirado del mercado a comienzos del año por el surgimiento de alergias en algunos usuarios. Su diseño es muy similar a su antecesor, aunque es un poco más grande, ha sufrido un cambio en la textura de la correa y el seguro de la correa ha sido mejorado sustancialmente. El Charge permite, además de mostrar la hora, medir los pasos que se dan y las calorías que se queman, al igual que la calidad del sueño del usuario. Pero a diferencia de su antecesor, ahora puede además mostrar notificaciones relacionadas con su smartphone, como quien lo está llamando. 

Estará disponible a partir de mediados de Noviembre en Negro y Gris y tendrá un costo de US$ 130. A partir del 2015 se podrá conseguir además en Azul y Morado. La compañía dice que el Charge tendrá una autonomía de batería de 7 días entre carga y carga.

El Charge HR es básicamente igual al Charge pero tiene una adición súper cool, especialmente para aquellos que quieren medir el impacto de su ejercicio: un monitor de pulso de cardíaco (de ahí su nombre: HR de Heart Rate). Lo mejor es que sólo US$ 20 más que el Charge, algo que creo atraerá a muchos de los posibles compradores. El monitor puede tomar mediciones constantemente (no sólo cuando se hace ejercicio), incluso cuando el usuario está durmiendo. El Charge HR estará disponible a partir del próximo año y tendrá una autonomía de 5 días entre cargas de la batería. 

Por último, el FitBit Surge es el primer smartwatch de la compañía, aunque FitBit lo ha decidido denominar un “Super Reloj” y su foco es, principalmente, el de un monitor de ejercicio. Al igual que el Charge HR, el Surge incluye un monitor de ritmo cardíaco, pero además incluye un GPS propio lo que permite desligarlo de un smartphone para mapear los recorridos de los ejercicios, un módulo de análisis de sueño y actividades, un giroscopio, una brújula y 8 sensores adicionales. El Surge permite además personalizar la carátula del dispositivo y controlar la música del smartphone vía una conexión bluetooth. 

El Surge estará disponible “temprano en 2015” en Negro, Azul y Naranja y costará US$ 250. FitBit ha asegurado que la batería del dispositivo tendrá una autonomía de hasta 7 días, muy superior a lo que vemos visto en los relojes inteligentes de Samsung, LG, Motorola y Apple, aunque es claro que es debido a la pantalla monocromática que este dispositivo incluye. 

GALERÍA FOTOGRÁFICA