fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Evaluando la cultura digital en el colegio o incluso en la empresa

Catalina Valenzuela

Fotografía cortesía de © JNT Visual – Fotolia.com

El establecimiento de una cultura digital en las aulas y en las organizaciones en general requiere de unas políticas claras con expectativas, sanciones y retribuciones transparentes.  El uso y “abuso” de las redes sociales es parecido en muchos casos a lo que pasa con la política de vestirse “casual” los viernes:  unas personas se sienten demasiado casuales, y usan ropa adecuada para una rumba y otras están vestidas tan formalmente que también desdibujan la idea. Para evitar inconvenientes, se crea una política, unas reglas, un código que tiene sanciones y en general es de obligatorio cumplimiento.

Pero antes de escribir unas reglas y de establecer un procedimiento, a veces, vale la pena revisar que es lo que uno tiene. Además en los ambientes educativos formales como los colegios, informales como la casa y en las organizaciones como en la sociedad a veces es la práctica la que crea las reglas y a veces la práctica es adecuada y a veces no.

Me encontré entre mis lecturas varias el cuadro que acompaña esta nota. Es bastante escueto y simple pero muy útil para hacerle un diagnóstico a la cultura digital. En realidad y como se puede ver en el diagrama, lo que busca esta calificación es que las personas reflexionen sobre el estado en el que está la institución u organización (incluso el hogar) y pueden tomar cartas en el asunto y sobretodo decisiones.

Algunos comentarios sobre las calificaciones. Empecemos por la calificación más baja: Bloquear las redes sociales es cada día más complicado porque nuestros estudiantes, nuestros hijos y todos nosotros estamos cada día más interconectados. Bloquear las redes y pensar que otra persona va a establecer las reglas es un poco como la política del avestruz: si meto la cabeza en la tierra nada pasa. O peor la política de manos lavadas: que otro atienda el asunto y así no tengo que asumir la responsabilidad. 

Pasando a la calificación 2: Dar acceso total a las redes sociales y aplicar políticas de contención cuando sucede un evento. Es una política poco efectiva, precisamente porque las redes sociales son públicas y porque a veces los eventos suceden tan rápido que la contención llega demasiado tarde. Algunas corporaciones y políticos lo han aprendido de la manera más dura. 

La calificación 3: Vamos mejorando pero todavía no se llega a la meta. No se puede aprender a nadar sin meterse a la piscina o manejar sin montarse un carro y así sucesivamente. Eso mismo pasa en las redes sociales: la teoría y la práctica deben ir de la mano, en un proceso pedagógico donde al final todos ganan porque todos aprenden, todos enseñan.

 Claro, la calificación 4 como todas las calficaciones de excelencia es el querer ser y el deber ser juntos. Es a lo que debemos aspirar como docentes, como miembros de una organización, como padres etc etc. Las redes sociales ofrecen oportunidades de aprendizaje únicas, porque las redes sociales son una realidad de los nativos digitales, de los inmigrantes digitales y de ejercer como ciudadanos. 

Este cuadro es una de tantas herramientas que existen para analizar y evaluar cual es una política de uso de redes sociales adecuada y sostenible y justo para todos.