fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿En qué van los carros autónomos hasta el momento (parte 1)?

¿En qué van los carros autónomos hasta el momento (parte 1)?
Felipe Lizcano

Para la gran mayoría de personas acostumbradas a adoptar tecnologías en estado de desarrollo y depuración, las grandes preguntas al rededor de los carros autónomos son: ¿Cuándo estarán listos para llegar a las calles?¿Cuándo se podrá disfrutar de los beneficios del tan anhelado “piloto automático”? ¿En Latinoamérica para cuándo? ¿Cuánto van a costar? pero, para muchos otros, la cuestión es ¿Será que tanta maravilla es cierta y, sobre todo, segura?

 

 

Por lo mismo, la idea es hablar sobre el estado del arte de la tecnología relacionada con los carros autónomos y, más adelante, en varios artículos mostrar las novedades que se han mostrado en el CES 2020 al respecto, dado que, como dicen las abuelas “todavía hay mucha tela de donde cortar” sobre el tema.

 

Así las cosas, vale la pena recordar algunos datos relevantes relacionados con los carros autónomos:

 

Tesla, uno de los fabricantes más conocidos de autos eléctricos ha lanzado al mercado varios modelos que ya tienen la funcionalidad del “piloto automático” y que el conductor solamente está en el vehículo por temas legales.

 

 

Ahora bien, muchos expertos en el tema y algunos usuarios tienen algunas dudas acerca de lo bien que el “piloto automático” hace su trabajo en una amplia variedad de situaciones y, más aún, si ¿está preparado para cumplir todas las reglas legales de cada país, prevenir y/o predecir el comportamiento aleatorio (de acuerdo al estado de animo y mental) de muchos conductores?

 

 

Otros competidores del mercado como Mobileye (una compañía de Intel), también tienen propuestas interesantes para poder usar el conocimiento adquirido por los carros autónomos después de horas de conducción para aproximarse cada vez más a un modelo en donde no existan accidentes de transito, sin tener que tomar medias extremas como las de Bogotá (Colombia) en donde la velocidad máxima en algunas ocasiones llega a ser de 50 KM/hora.

 

 

El modelo de Mobileye está basado en el uso de la tecnología proactivamente más que en la prohibición. Así las cosas, el carro autónomo usa 12 cámaras para monitorear lo que pasa al rededor del automóvil en todas las direcciones (cómo si fuera un paneo de 360 grados) y lo combina con la Inteligencia Artificial (#AI) para generar un modelo, prácticamente en tiempo real, del entorno que rodea al vehículo.

 

Encima de eso, Mobileye usa radares y lidares para poder sensar más profundamente el ambiente y, de esa manera, tener los datos redundantes para poder tomar decisiones de una manera que se considere responsable (basado en el modelo RSS, por sus siglas en inglés Responsability Sensitive Safety) que intenta definir lo que significa la seguridad al manejar y, tiene tal nivel de maduración que, incluso llega al punto de negociar en situaciones complejas como el cambio de carril en una vía llena.

 

 

Lo anterior, parece ser una maravilla pero, tal como lo habíamos mencionado anteriormente en otro artículo, aún hay mucho camino por recorrer en los países de Latinoamérica para poder normalizar este tipo de carros autónomos y, sobre todo, poder adaptarlos a un modelo en donde el vendedor ambulante invade los carriles, las motos hacen zigzag para esquivar el tráfico y, falta mucha cultura y educación al manejar.

 

Próximamente estaremos explorando más modelos de carros autónomos en el CES 2020, las posibilidades que podrían ofrecer para el diverso ecosistema de transito y transporte de nuestros países en este lado del continente y, sobre todo, los retos! Dado que no sólo se trata de los algoritmos de manejo, existen grandes oportunidades a nivel de a nivel de legalidad, costos, mantenimiento, responsabilidad y demás.