fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El secreto de los carros autónomos será la colaboración

El secreto de los carros autónomos será la colaboración
Samir Estefan

En Enero tomamos con mis hijos un test drive de la nueva Model X de Tesla en Miami y una de las cosas que más me impactó (y es difícil nombrar una sola por la cantidad de cosas cool que tiene la camioneta) es como funciona de bien el “piloto automático”, a pesar de aun no está al 100%. 

Hablando con el experto que nos acompañó entendí que el gran secreto de los carros autónomos está en el hecho de que no solo aprenden de las rutas que ellos mismos recorren sino que aprenden de todas las rutas recorridas por los 50 mil Teslas que ya hay en el mercado. 

Si un Tesla ha andado por una avenida, su Tesla ya tiene la información necesaria para andar por esa misma avenida. Esto gracias a la red neuronal de la compañía que ha comenzado a recibir información anónima de aquellos vehículos en los que sus dueños han aceptado compartir la información de las vías. 

El dia de ayer un usuario compartió en Reddit como ha aumentado el consumo de datos de su router de la casa desde que su Tesla comenzó a compartir datos con su casa matriz y es claro que a pesar de enviar pequeños snippets de lo que ocurre en el día (fotos e información telemétrica y de posicionamiento), 2 GB mensuales por carro x 50 mil carros puede llegan a crear un tráfico de 100TB hacia los servidores de la compañía

Esto tiene un potencial impresionante porque en la medida en que haya mas carros autónomos andando, mas información tendrá la red para procesar, para aprender, para optimizar y para prevenir. Y no solo pensando en el futuro. Piense en lo que puede pasar en tiempo real cuando la mayoría de los carros sean autónomos y reciban información de lo que ocurre mas adelante en una vía que vienen transitando. Piense como estos podrán reducir la velocidad de tal manera que a pesar de estar andando mas despacio jamas se forme un embotellamiento que los obligue a parar por completo. 

El secreto de los carros autónomos no será su propia autonomía. Será la colaboración que se presten entre sí para funcionar como un equipo disminuyendo drásticamente los accidentes de tránsito y los embotellamientos a la vez que permiten a quienes viajan en ellos aprovechar el tiempo para otras actividades.