Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Dígale Adios al Mensajero

Samir Estefan

Una de las grandes promesas del internet fue la de eliminar el “intermediario”. Fue así como pequeños startups como Amazon llegaron a ser lo que hoy son y revolucionaron industrias como la de las tiendas de libros o la venta de música y video.

Al eliminar el intermediario, Amazon logró optimizar su proceso logístico, disminuir los precios de los productos logrando atraer más y más clientes, y controlar sus costos. Durante el 2012, Amazon tuvo ventas de un poco de USD 61Mil Millones y sus proyecciones para este año superan los USD 70Mil Millones. Con todo y esa monstruosidad de cifras, el margen de la operación sigue siendo bajo con utilidades operacionales por debajo del 2% y con pérdidas netas para el período anterior.
Muchos creen que el secreto de Amazon está en ofrecer buenos precios. Pero la verdad es que el secreto de Amazon está en ofrecer un excelente servicio. Un servicio que se caracteriza por tener un buen inventario, ofrecer muchos productos alternativos o complementarios y despachar de la manera más óptima posible (a nivel de costo – beneficio) de los productos que vende.
Por eso no nos debería extrañar que Jeff Bezos y Compañía estén buscando constantemente cómo optimizar esa experiencia. El día de ayer, en medio de la locura generada en gran parte del mundo por el Black Friday y el Cyber Monday, la compañía nos ha dado una pequeña muestra de lo que será el futuro de su operación.
La introducción de Amazon Prime Air es la primera muestra de cómo los Drones se integrarán comercialmente a nuestra economía, a nuestra sociedad y a nuestras vidas. Esos drones que hoy son usados por las fuerzas militares y por algunas compañías especializadas para obtener vídeos y fotografías o para ofrecer seguridad remota, comenzarán a reemplazar funciones y tareas que hoy hacemos de manera tradicional.
En el caso de Amazon, Primer Air ofrecerá a los usuarios que paguen por el servicio (y estén en áreas con cobertura del servicio – 16 kms a la redonda de los centros de distribución) la posibilidad de recibir sus productos, con un peso máximo de 2.3 kilos, en 30 minutos o menos desde el momento de la compra. Ese tipo de productos representa un 86% de los despachos de la compañía, con lo cual Amazon podría disminuir costos y obtener ingresos adicionales por ese servicio “express”.

Aquí está el video:

[embedvideo id=”98BIu9dpwHU” website=”youtube”]

Con su presentación, Amazon ha abierto un debate interesante. Ante la consumerización de este tipo dispositivos, qué tipo de normatividad tendrá que crearse? Qué tipo de seguros necesitará la empresa? Qué pasa si uno de los drones cae sobre un carro o una persona? Cómo se puede controlar el robo de la carga que se transporte por medio de uno de estos Octacópteros?
El debate apenas comienza y las variaciones a la idea original pueden ser muchas. Lo único cierto es que en una sociedad cada vez más inmediatista, en la que el tráfico es casi una plaga, este tipo de soluciones sólo serán cada vez más comunes.