Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Detrás de las presentaciones y sonrisas del MWC2016 se esconde una realidad completamente diferente

Detrás de las presentaciones y sonrisas del MWC2016 se esconde una realidad completamente diferente
Samir Estefan

Falta menos de una semana para el comienzo de la feria de dispositivos móviles más importante del planeta : el Mobile World Congress 2016

Como ya es acostumbrado, los ojos del mundo tecnológico se posarán sobre Barcelona en donde un sinnúmero de fabricantes, socios de negocios y proveedores de dispositivos móviles (y adminículos para los mismos) tratarán con todos los artilugios posibles descrestar al público, generar interés en su marca y en su pipeline de productos y adelantarse a la ardua competencia que veremos este año en materia de teléfonos inteligentes y dispositivos vestibles. 

LG, Samsung, Huawei y cientos de otros OEMs de Android se tomarán los diferentes escenarios para prometer algo “nunca antes visto”, las “pantallas con la mayor resolución de la historia”, los “lectores de huella más rápidos del planeta”,  los “procesadores con más cores del mercado” (así eso no signifique nada) etc., etc.

Bits, bytes, megas, cores. Siglas y palabras que para el usuario final promedio no sólo no significan nada sino que entorpecen la decisión de compra de un nuevo terminal (ayer leí un buen artículo de Alex Barredo en Hypertextual en el que habla de cómo los fabricantes de teléfonos piden más y más cores en los procesadores – aún si estos no agregan capacidad de procesamiento – sólo por temas de mercadeo). 

Incluso, algunos fabricantes presentarán tecnologías que están aún a 3 o 5 años de llegar al Mercado pero que sirven para mover el hype-machine de medios especializados y blogs alrededor de las innovaciones que se vienen en el mercado más dinámico del momento. 

La gran mayoría de los anuncios del MWC son simples cortinas de humo

Ahora bien, el grueso de los anuncios que veremos en el MWC son solo cortinas de humo para esconder una realidad oscura y triste de quienes gastarán hasta USD 15 Millones por estar presentes en la feria (el año pasado se rumoró que sólo en sus 2 stands uno de los fabricantes chinos más importantes de smartphones “invirtió” USD 7 millones. A eso súmele los gastos de publicidad, personal, tiquetes de avión, hoteles y comida del batallón de empleados – e invitados – que cada fabricante lleva a Barcelona). 

Cortinas de humo que buscan tapar el hecho de que TODAS menos una de las compañías que presentarán smartphones (y harán keynotes y llenarán a los periodistas/bloggers/celebridades invitados a sus eventos con productos para probar) pierden plata con cada unidad que produce [Según Canaccord Genuity Samsung se hizo al 14% de las utilidades del mercado de smartphones en 2015 (Apple se hizo al 91%). Todos los demás perdieron plata].

Cortinas de humo que buscan esconder el hecho de que el 99% de los terminales que tienen en el mercado usan un software de hace más de 2 años (y que no hay un plan para acortar los tiempos de adopción de nuevas versiones y combatir la fragmentación de android).

Cortinas de humo detrás de las cuales se ocultan las caídas en ventas y en utilidades, trimestre tras trimestre. 

Cortinas que sirven para hablar de lo lindo del mercado pero que no atacan los problemas de raíz del mismo. 

No me malentienda: el MWC es un evento fantástico y estoy expectante de qué lanzarán los grandes fabricantes, aunque pocos de los anuncios se materialicen en mejores ventas, mejores utilidades y cambios radicales de lo que tenemos hoy.